Alberto Lacasa

Audiovisual, política y más allá

personal

El polémico vídeo institucional de las elecciones catalanas

Jo vaig votar

La Generalitat ha presentado un par de anuncios que buscan, en teoría, incentivar el voto entre los catalanes en las elecciones del 25 de Noviembre. La polémica ha estallado porque la forma en la que los vídeos buscan la colaboración de los ciudadanos es recordándoles lo histórico de la convocatoria y la compara con otros procesos relevantes (constitución, juegos olímpicos, estatut) entre los que destaca la manifestación de este 11 de Septiembre.

Eso ha provocado que los partidos de la oposición consideraran que, en realidad, se está incentivando sólo el voto secesionista y a favor de CiU. Creo que la polémica es muy jugosa. Y me gustaría comentar algunos aspectos:

1º/ Si uno se lo mira con distancia, la campaña no miente: estas elecciones serán históricas. Gane lo que gane (independentismo o unionismo), el que gane, nos recordará su importancia. Tienen algo de plebiscitario. Negarlo es absurdo.

2º/  Que el anterior punto sea cierto no significa que el vídeo no sea tramposo. Los que saben de política hablan mucho del frame. Yo utilizo su versión en castellano: el relato. Todos los partidos, todas las naciones, todas las entidades, buscan crear un relato. Un relato que ajuste la realidad a su percepción del mundo.

El vídeo esconde un mensaje de fondo. Debajo de una superficie que anima a la gente a tomar partido nos dice que aquí ha habido una construcción nacional que nos lleva, necesariamente, a la secesión. Hay como una evolución. Y no sólo eso. También hay una identificación. Meter en el mismo saco la manifestación del estatut de los 70’s, los juegos olímpicos o els castellers (elementos considerados positivos de forma transversal) con la manifestación del 11 de Septiembre, lleva consecuentemente a la conclusión de que «es buena».

Por tanto, yo creo que el vídeo tiene intencionalidad. Y que beneficia claramente al partido de gobierno.

3º/ Prohibirlo ahora es lo que creo que debe hacerse. Dicho esto, servirá de poco porque el vídeo correrá por la red y, además, puede generar un proceso de victimización de CiU que podría beneficiarle.

4º/ Lo divertido es que no se prohibe por tendencioso sino por ¡incentivar el voto! ¡Esa sí que es buena! Incentivar el voto va en contra de la ley. En contra de la ley española, no del estatut (ley orgánica y, por tanto, de alto rango) que precisamente exige que la Generalitat haga ese esfuerzo.

5º/ Por último, se ha hablado mucho de lo que ha costado este anuncio. Algo más de 200 mil euros. No es ninguna barbaridad, la verdad. Aunque la producción es más bien justita, la publicidad es muy cara. Es decir, el problema no sería el coste sino el discurso.

Para los que no habláis catalán, os traduzco el vídeo:

«Yo estuve en la manifestación del 77, [manifestación que reclamaba «libertad, amnistia y estatuto de autonomía]

Yo ví como el mundo abrazaba nuestra cultura.

Yo viví los juegos olímpicos.

Yo vine a trabajar en los 60’s y me quedé para siempre.

Yo vi como llegamos a la cima.

Yo estuve en la última Diada.

25 de Noviembre, elecciones en el parlamento de Catalunya.

Yo voté.»

«Yo apoyé la constitución del 77.

Yo escuché a Llach en el Camp Nou. [concierto muy importante de Lluis Llach en el Camp Nou]

Yo viví los juegos olímpicos.

Yo escuché el «ja soc aquí». [Llegada del President Tarradellas del exilio]

Yo viví la entrada a Europa.

Yo estuve en la última Diada.

25 de Noviembre, elecciones en el parlamento de Catalunya.

Yo voté.»

Leave A Comment