Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

Posts tagged humor

Empresa y vídeo online

La guerra de las travesuras

No sé si conocéis su nombre (The prank wars), pero estoy seguro que todos habéis visto vídeos. Se trata de una guerra de travesuras (utilizo travesuras para no utilizar otra palabra más fuerte porque se lo merece) entre dos amigos que trabajan en collegehumor; Amir y Streeter.
La cosa empezó bastante suave; Streeter editó una canción que le encanta a Amir incluyendo los gritos de Streeter y una exnovia suya en plena faena. Pero el tono de las bromas ha ido subiendo y han llegado a un punto muy fuerte.
El penúltimo se hizo muy famoso; uno de ellos ganaba la posibilidad de tirar con los ojos tapados una canasta de medio millón de dólares en el estadio de baloncesto. Con los ojos aún tapados, el estadio empieza a chillar como si lo hubiera conseguido. Pero en este último se superan. Streeter se va a lanzar en paracaídas y Amir le hace creer que el paracaídas no se va a abrir.

Yo soy muy crédulo para algunas cosas y puedo estar equivocado, pero a mi me da la sensación que todo va en serio y que las gamberradas se las hacen de verdad. Sea como sea, lo que está claro es que esto ha ayudado mucho a collegehumor porque es de una viralidad increíble.

Os dejo con los vídeos y, si alguien no ha visto ninguno, os recomiendo verlos todos por orden. Disfrutaréis del crescendo. Como son 8 vídeos y son bastante largos, os recomiendo verlos en varias tongadas. ¡Pero vosotros decidís! Y si ya los habéis visto, el nuevo es el último. ¡Espectacular!

Episodio 1; La canción perturbadora
Como decía, Streeter está harto de que Amir cante mientras trabaja, así que edita una canción que le gusta mucho a Amir para que escuche a una pareja practicando sexo.

Episodio 2; La gran cita de Streeter
Amir se hace pasar por una supuesta chica espectacular que quiere quedar con Streeter.

Episodio 3; El casting
Amir se traga que le quieren hacer un casting en el que saldrá representando papeles de lo más absurdo para una supuesta sitcom. No contento con hacer que Amir se grabe delante de una webcam, lo pondrá delante de toda la empresa.

Episodio 4: Streeter explota
Amir se pone de acuerdo con el público de un stand up, un club de monologuistas, para que no se rían de un solo chiste de los que Streeter hará desde el escenario. Además, algunos del público le insultarán.

Episodio 5: El gran fracaso de Amir (con Human Gigant)
Streeter hace creer a Amir que les han cogido para hacer una serie en Los Ángeles. Pero una vez allí, el equipo de la serie le dirá a Amir que no es capaz ni de decir una frase.

Episodio 6: The Yankee Prankee (intraducible; el partido de beisbol es en el campo de los yankees y prank es travesura)
Amir se venga esta vez después de descubrir que Streeter va a ir a un partido de beisbol con su novia Sharon. Amir consigue que en las pantallas del estadio aparezca un mensaje como si fuera de Streeter pidiendo matrimonio a su novia.

Episodio 7: La canasta del medio millón de dólares
Streeter se entera de que Amir va a ir a ver un partido de baloncesto y consigue que le dejen tirar la canasta del medio millón de dólares con los ojos tapados. Pide al público que grite como si hubiera acertado la canasta.

Episodio 8: La gamberrada del paracaídas

Empresa y vídeo online

Una de guionistas

Roger Casas, productor y guionista de la comuna tv, compartió el otro día este cortometraje mediante un twitt. Estaba en el blog de yorokobu. La idea me encantó cómo está desarrollada. A ver qué os parece a vosotros.

Muchas veces, un cortometraje no es más que eso, un gag bien contado. Lo que me parece más interesante es como, cuando estás viendo la parte de la historia, piensas; “¿qué es todo este galimatías?”. Y, claro, llega el final sorpresa con esa mujer que no da crédito a lo que oye y el marido, casi maravillado por la historia.

Fantástico.

personal

Políticamente incorrecto

Estas últimas elecciones han batido records de abstención, a pesar de que los políticos se han esforzado en recordarnos lo importante que es ir a votar. Bueno, los políticos y… King África. En el programa Salvados, Jordi Évole, el follonero, lo ha convencido para que versione su canción Bomba e incentive el voto.

A parte de lo divertido que pueda resultar el vídeo, me interesa mucho cómo, poco a poco, vamos burlándonos cada vez más de temas sagrados. Hemos pasado de los discursos en los que los tertulianos de televisión y radio exponían lo mucho que nos había costado poder votar en este país, a que un programa de televisión se burle de el derecho adquirido. Donde la bandera de Europa ha acabado en el culo de las chicas. Donde votar sólo se conjuga con b y muy poca ropa.

Este fenómeno no es nuevo. Conocido es el caso de Miquel Calçada, Mikimoto, cuando en su Persones humanes se burló de la infanta Elena. Las consecuencias directas fue que le cerraron temporalmente el programa. Pero a la larga significó el fin de la intocabilidad de la familia real. Cayó otro sagrado.

Eurovisión ha sido también otro de esos elementos que con los años, le ha tocado recibir. La más conocida es la de Chiquilicuatre. En mi opinión, con el personaje, no sólo cuestionó al festival. El tema era un reaggeton, un tipo de música muy comercial, con una letra que parodia al género y con un actor que es, físicamente, la antítesis de lo que suelen ser los que se dedican a cantarlo.

Pero si hay uno que guardo con grato recuerdo es la campaña Catalunya a Eurovisió de Malalts de tele. Para los que no tuvisteis la oportunidad de vivirlo, os lo explico. En un programa que se dedicaba a hacer humor con imágenes de gazapos de televisión, convencieron al mítico Josmar, un cantante con una voz muy suave, chaqueta de cuero y en tanga, que cantara un tema que se llamaba Superfort (superfuerte). Además, iba a utilizarse para lanzar una campaña para que Catalunya pudiera participar en Eurovisión.

Recuerdo a la gente con banderas catalanas y con banderines que rezaban; Catalunya a Eurovisió. Lo que me gustaba más era que se burlaba a la vez de Eurovisión (de forma similar a como lo ha hecho Chiquilicuatre), y de una de las cosas más sagradas y que, vistas las elecciones europeas, más mueven la política de este país; la identidad. En el fondo, tanto el nacionalismo catalán como el español quedaban retratados por lo absurdo de la campaña. Ver a Josmar con una barretina bailando en algunos de los sitios más catalanes en las maquetas de Catalunya en miniatura no tiene precio.

Por cierto, la letra era un poema. En castellano;

“Yo era un alma en pena, / siempre llorando por los rincones. / Triste, pesimista de carácter, / malgastando ilusiones. /Pero ya he dejado de ser tímido, / he descubierto la verdad / soy un hombre sin límites, / ahora me he desmelenado.

ESTRIBILLO: Es superfuerte / cuando la gente me sonríe, / Es superfuerte, / cuando me baño en un río. / Es superfuerte / cuando como un melón, / es superfuerte, / cuando me das un beso / es superfuerte / superfuerte / es cuando me siento mejor.

La vida es una gran sorpresa, / te chupa como una compresa, / la vida es amor y alegría, / una party de noche y de día.
ESTRIBILLO”