Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

guion y cine

Buried

Un tipo despierta enterrado en un ataud y los creadores de la historia prometen que toda la trama se desarrolla dentro de esa pequeña caja. ¿Qué os parece la propuesta?

Buried es una propuesta atrevida, muy radical. Casi se convierte en un ejercicio de estilo desde el momento la historia limita sus posibilidades al interior de una caja en el que sólo cabe una persona. Así, las opciones que tiene la planificación visual son, a priori, muy limitadas.

Eso la convierte en un título sugerente. Es casi el morbo el que te arrastra a ver la ejecución de algo a lo que no estamos muy acostumbrados. Y el resultado es realmente bueno. Los 90 minutos, contrariamente a lo que pudiera parecer, se pasan en un suspiro. O quizás debería decir un expiro. Un expiro bastante intenso capaz a ratos de emocionarte y de hacerte sufrir con las penalidades del protagonista.

Jesús Manuel Rubio, con bastante criterio, opina en su blog que la película se está sobrevalorando. Y algo de razón tiene desde el momento en que las películas contemporáneas de género con las que compite son Los mercenarios y un largo etcetera de films que, durante años, poco o nada han aportado ya no al imaginario colectivo sino al género.

De todas formas, lo que sí que creo es que la propuesta es arriesgada, y eso hay que ponerlo en la balanza. Las miradas deben tener amplitud de miras y observar cómo se han desarrollado las cosas a lo largo del tiempo. Pero hacer un pequeño diamante, aunque sea en bruto, cuando el resto no hacen más que sucedáneos de éxito (porque, ni siquiera eso), también tiene un valor.

El punto de partida, condenando la planificación a un pequeño espacio, conllevaba de forma casi obligatoria la creación de un espacio abstracto. Un espacio capaz de hacerse grande y pequeño. De dar un respiro al personaje y de atraparlo en sus fauces sin darle ni una brizna de oxígeno.

Eso enriquece el gusto del film, pero hubiera sido insuficiente sin otra decisión que también entraña el punto de partida. Factores externos, en constante fuera de campo, debían tener la fuerza suficiente como para “mover” la historia. De alguna manera, lo que sucede fuera de la caja es lo más importante que lo que sucede dentro. Puede hacer más por la vida del personaje el rescate que sus propias llamadas intentando localizar a su mujer.

Eso convierte a Buried en una película muy subjetiva. Pocas veces el thriller se ha preocupado tanto por una víctima que tan poco podía hacer por salvar su vida, más allá de avisar de sus terribles circunstancias.

El guión merecería un aparte. Nada de lo que sucede en Buried es especialmente diferente a lo que ya hemos visto en otras historias (algunas maravillosas y mejores que la que ahora nos ocupa). Todo lo que sufre el protagonista del film sería no sería sobresaliente (digo sobresaliente y no excelente) si no fuera por las propias circunstancias en las que se desarrolla la trama. En otras palabras: La misma historia, contada desde el punto de vista del típico investigador y al que le sucediera exactamente lo mismo que le sucede al investigador en Buried, sería un topicazo.

Y es que algunos de los giros de guión son algo tramposos y enseñan las cañerías de la trama. Nada que moleste. Y tiene algo de discurso ético que tampoco consigue abstraerte demasiado de la trama (cosa que me parece buena). No se excede con la moralina.

Creo que Buried es lo que promete. Un film muy entretenido, potente y emocionante. A ratos claustrofóbico y a otros capaz de emocionar. Sin demasiadas pretensiones pero haciendo una apuesta arriesgada. Y, sin duda, de lo mejorcito que ahora podemos ver en los cines.

1 Comment Buried

  1. Jesús Rubio

    Debería de existir alguna manera de traer la conversación de Twitter aquí :).

    Por cierto, ¿y qué opinas de las similitudes (sin exagerar tampoco…) con La Cabina?

    Reply

Leave A Comment