Alberto Lacasa

Audiovisual, política y más allá

Posts tagged la vanguardia

televisión

Cuando matar te hace líder

Brazil TV Killings

Hoy he leído en La Vanguardia que un popular presentador de televisión de Brasil, Wallace Souza, está acusado de asesinato. Por lo visto, el pájaro tenía un programa sobre crímenes e iban en directo a cubrirlos. La policía empezó a sospechar cuando, por 5 vez, el presentador y su chaleco antibalas llegaban antes que ellos mismos. Y es que se jactaba de ser siempre el primero en llegar a las noticias.

Por si eso era poco, resulta que dicho presentador fue expulsado de la policía en su día (La Vanguardia no especifica los motivos) y ahora es, nada menos, que diputado por el estado de Amazonas. Por cierto, el legislador más votado de las últimas elecciones.  Y, según el box populi, aspiraba a presentarse como gobernador del estado.

Si se le declara culpable, el presunto plan era genial. Wallace se convierte en un popular presentador de una televisión dirigida con su hermano, Canal Livre. Los contenidos demuestran la lamentable seguridad ciudadana del estado de Amazonas y, además, te conviertes en valedor de el valor de la seguridad. Te presentas a las elecciones y… probablemente ganas.

Todo el mundo acepta que los noticiarios son utilizados por las maquinarias de los partidos políticos para convencer de sus verdades a todo el mundo. Pero a veces he defendido que no es el único programa en el que eso se produce, la mayor parte de ellas con esaso éxito.

Lo que llama la atención en este caso es que el tipo puede que estuviera cometiendo los crímenes para crecer en audiencia y popularidad. Pero que nadie se engañe. Para conseguir objetivos políticos no personalizados en él, no hacía falta tanto.

Matar de forma sistemática para demostrar que algo no va bien es más viejo que el ir a pie. Uno de los más sonados, cuando en Italia la logia masona Propaganda 2, más conocida como P-2, de extrema derecha, se hinchó de cometer asesinatos para luego reivincarlos en nombre de entidades comunistas.

Pero lo nuevo (o no) de este caso es el aprovechar los reality shows para eso. Entonces, ¿sirven a ciertas causas estos programas? Para mí, sí por dos motivos;

– Algunos partidos hacen girar su discurso sobre la inseguridad ciudadana y sobre la no conveniencia de que ciertas comunidades extrangeras convivan con nosotros por una especie de maldad congénita que tienen por ser de donde son. Y hace innecesario que el político salga cada día a recordarnos que la cosa está mal porque para eso ya está la tele. Además, hay toda una industria, la de la seguridad, que se beneficia de forma evidente.

– Tienen un punto de incontestable; lo que pasa, pasa. Y la televisión es la gran valedora de la verdad. Si sale en la tele, debe ser cierto. Mi abuela siempre dice que «si no, no saldría». Lo que sus espectadores no tienen en cuenta es que, con el volumen de gente que hay en nuestro país, es fácil encontrar casos así cada día, por inhabituales que sean.

Con algunas imprecisiones, Michael Moore en su famoso documental Bowling for Columbine exponía cómo estos programas que hablan de la creciente inseguridad ciudadana eran utilizados por el sistema político para poder ejercer un mayor control sobre el ciudadano e, incluso, atacar otros países. La tesis era; si el ciudadano tiene miedo, yo podré extender mis redes y controlar mejor lo que hace.

Wallace Souza nos ha dado una buena lección que es mejor no olvidar. La televisión no es la valedora de ninguna verdad más allá de que, lo que expone, sale en la caja tonta.

Empresa y vídeo online

Las series online en La Vanguardia

Hace 1 semana, «la vanguardia» publicó un artículo a dos páginas a las series de televisión que se producen exclusivamente para internet. No todos los días los medios impresos dedican tanto espacio y tanta relevancia, ya que fue la primera noticia de cultura.

El origen de la noticia titulada «la revolución de las series .es» aprovecha el bombazo que ha supuesto «malviviendo«, que entre la gente del medio ya hace bastantes días que se habla de ella. Nada más salir, tanto en los blogs como en twitter, la gente comentaba lo mucho que ha gustado. Y la verdad es que la serie se lo merece. Es una clara muestra de que la escasez de medios agudiza el ingenio. Como ha predicho algunas veces Gonzalo Martín en su blog, las plataformas de videos servirán de filtro de talento. Y es el caso ya que, según informa el diario, el equipo, que se encuentra en el paro, ya ha recibido ofertas para incorporarse a productoras.

El artículo no se para ahí y habla de otras series ya bastante conocidas en internet como calico electrónico o quevidamastriste y señala que en Estados Unidos hay montones de casos de éxito.

Si miramos la televisión convencional, hay 3 tipos de programas que funcionan de verdad; los realities (tipo OT o GH), los programas de corazón sin entrañas (tipo dónde estás corazón) y las series de ficción (no las películas). Nada me hace pensar que, a medio plazo, no vaya a ser lo mismo en internet. Evidente que habrá que adaptar esos conceptos al medio, variando la duración, el propio lenguaje visual (es probable que en planos más cerrados y en un tono más «desenfadado») y, sobre todo, la relación con el espectador.

Más allá del interés que despierte en nosotros la propia serie malviviendo, salta a la vista la importancia que tiene para toda la gente del sector que un medio tradicional dedique tanto espacio a uno de nosotros. Y es que, como hemos hablado bastantes veces con gente del sector, igual que lo que es malo para uno de nosotros es malo para todos (lo que pasó con mobuzz no nos ayuda a ninguno), lo que es bueno para uno, lo es para todos.