Alberto Lacasa

Audiovisual, política y más allá

Posts tagged f.c. barcelona

personal

Candidatos a las elecciones del Barça

(montaje de mercafutbol)

Gracias a que estoy gestionando los contenidos de vídeo de Ociomedia, que mayoritariamente es de Carlos Blanco, he tenido la oportunidad de grabar las entrevistas que Elena, la responsable de deportes de la casa, ha hecho a todos los precandidatos del Fútbol Club Barcelona para Mercafutbol. Ha sido divertido tener la opción de conocerlos a todos de primera mano, aunque sólo haya sido unos minutos.

Es curioso cómo cambia la gente vista en pantalla a vista en directo. En la televisión estamos acostumbrados a ver gente que sabe expresarse muy bien. Eso hace que, dentro del marco de la televisión lo veamos como «normal». Pero una vez rompes esa barrera y te pones cara a cara con las mismas personas descubres que, la mayoría, son grandes comunicadores. Es más fácil descubrir las virtudes y los defectos como oradores. Digamos que la televisión tamiza a los que en ella aparecen.

Sandro Rosell me parece, sobre todo, un seductor. Un tipo que sabe jugar en las distancias cortas y que se explica bien. Tiene claro de qué puede hablar y de qué no. Quizás puede llegar a ser «previsible» en las respuestas demasiado «tactistas». Cuando dice que hablará con Txiki cuando entre, que habrá que valorar a Laporta con el tiempo… Todo eso suena muy a «político convencional» y le resta frescura.

A Jaume Ferrer le vi un tipo muy tranquilo, con una flema considerable. Y es tímido, le costaba mantener la mirada a cámara. Los que no lo hayáis hecho, no penséis que es fácil porque no es así. Eso sí, me pareció una persona íntegra y afable, cosa que da luz a la lucha por la presidencia del Barça, que suele ser una hoguera de vanidades.

Marc Ingla no me pareció que disfrutara demasiado de tener que hablar con los medios. Como él mismo dice, es un perfil menos mediático, más llano. Quizás más asequible. También sabe lo que está diciendo. Tiene discurso. Parece buena persona y me da la sensación que juega muy bien esa carta. En todas las sedes nos recibieron muy bien, pero en la de Ingla fue así especialmente.

Agustí Benedito es el menos popular pero cuidado con él. Me parece un tipo extremadamente inteligente. Comunica muy bien. Me sorprendió lo bien que se desenvolvía con a las preguntas que le hizo Elena. Su postura corporal tiene algo de altiva pero viene acompañada de un discurso coherente y derrochadora de sentido común.

Los demás no superaron el corte. Además, también estaban menos acostumbrados a los medios de comunicación y eso se nota. De todas formas, también me llevé buena impresión de ellos. Incluso diría que, si lo trabajan con tiempo, algunos tendrán opciones en el futuro.

Santi Salvat viene del mundo de la comunicación. Es joven, tiene una presencia imponente y una fotogenia espectacular. Creo que, si persiste, puede tener su oportunidad en el futuro. El discurso está bien construído. Es decir, sabe qué tiene que comunicar. Pero tiene una pega; cuando habla parece quedarse sin fuelle. Es como que acaba faltándole el aire, lo que provoca que sus frases languidecen y pierden interés. Un pequeño detalle nada difícil de corregir…

Alexis Plaza tiene detrás un holding familiar potente que arrancó (creo) en el sector editorial. Alexis me pareció un comunicador nato y muy buen tipo. Como Santi tiene buena fotogenia y se nota que le gusta hablar. Se siente cómodo. Cuando lo entrevistamos tuve la impresión que había algo de ingenuidad en cómo manejaban el asunto. Algo me dice que le reencontraremos en el futuro en lindes parecidas. Y con muchas más opciones que esta vez.

Por último, Jaume Guixà, catedrático de la UAB, diría que le puso mucho cariño a la candidatura. Hablaba bien y se le veía sereno. Me faltó que me transmitiera un poco más de seguridad de que el reto podía conseguirse. Imagino que debía ser consciente que competía contra enormes presupuestos y, sobre todo, connivencias de los medios de comunicación con los candidatos más reconocidos.

La experiencia ha sido muy divertida. Ir para arriba y para abajo con Elena ha sido genial. Cuando salíamos de cada entrevista hacíamos nuestras cábalas. De las opciones que tendrían, de si tal cosa nos había gustado o tal otra no. Y, en algunos casos, comentábamos los offtherecord que nos explicaban. Ahora ya sólo queda esperar a ver cuál de ellos acabará siendo presidente…