Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

personal

Las encuestas tras la pregunta

Después de que los partidos favorables al referéndum pactaran la doble pregunta, era inevitable que los medios hicieran encuestas para conocer la reacción de los catalanes. Así, la semana pasada El Periódico y esta La Vanguardia han publicado sus resultados.

Portada encuesta de El Periódico

La portada de El Periódico demuestra aquello de que “hay mentiras, grandes mentiras y estadísticas”. Para entenderlo hay que tener en cuenta 2 aspectos: el primero es que en Catalunya todo el mundo tiene claro que la victoria del sí ha de ser clara. Por supuesto, el 50% no es negociable. Atención al titular: “El sí a la independencia gana sin llegar al 50%”. ¿Perdón? ¿Cómo es posible ganar sin llegar al 50%? Yo os lo explico…

Aquí entra el segundo aspecto: En todo referéndum hay abstención. Gente que no lo tiene claro o que, sencillamente pasa. Tengo entendido que en casos tan importantes, las participaciones están sobre el 80%. Fijaos que en la encuesta, el 19,7% no se define. Cuando votamos, la gente que no lo hace, no cuenta de cara a hacer mayorías. Y ahí reside la clave. En esa encuesta sólo el 80,3% votaría. Eso convierte el insuficiente 44,1% en casi un 55%.

En el interior del diario, separa los indecisos de los que quieren abstenerse. Incluso considerando que todos los indecisos votaran que no, el independentismo seguiría ganando con un 52% de los votos.

Encuesta de La Vanguardia

También en la portada de La Vanguardia tratan de colar su mensaje. El titular: “Empate” y, ocupando el espacio principal, los dos gráficos de la izquierda de la imagen. Según su encuesta, los que votan Sí+Sí y la suma de los que votan Sí+No y No suman lo mismo. No sólo eso; un pacto fiscal (lo que La Vanguardia defiende de siempre) arrasaría.

No hay que perder de vista un aspecto. La doble pregunta resuelve un asunto importante: une a los favorables al referéndum en una pregunta. Pero desde el punto de vista independentista creo que añade una dificultad, si el referéndum llega a producirse. Algunos descontentos próximos al independentismo renunciarían a la independencia si se les diera una opción de pacto diferente con España. La opción Sí+No responde a esa llamada, aunque sea puro humo porque las instituciones españolas no han ofrecido nada ni parece que lo vayan a hacer. Si la pregunta sólo fuera binaria y sin oferta española que contrapese las ofertas de la independencia, algunos se sumarían al Sí.

Lo que ninguno de nosotros sabe es qué hará la gente del Sí+No cuando se haga evidente que es una propuesta vacía de contenido. ¿Migrarán a opciones más diáfanas o se quedarán donde están? Nadie lo sabe. En mi opinión, si el gobierno de España no lo llena de contenido, se irá despoblando. ¿Hacia dónde? Mayoritariamente al Sí + Sí. ¿Por qué?

Parlamento catalán encuesta noviembre 2013

En más páginas interiores, La Vanguardia publica más datos. Uno de los interesantes es el que se ve en esta imagen a la izquierda; cómo evoluciona la identidad catalana. Según esta encuesta, la identidad catalanista (más catalán que español y sólo catalán) suman un 56,5%. Aunque no creo que haya que interpretarlo de una forma rígida, el porcentaje coincide con los que votarán Sí a Catalunya como estado (independiente o no). Esta cifra ha crecido en dos meses más de un 1% (las cifras de octubre las tenéis entre paréntesis). Y el sentimiento de “más catalán que español” pierde apoyos en favor de “sólo catalán”. Creo que quedan claras las tendencias.

Enric Juliana, el enviado a Madrid de La Vanguardia y una de las mejores plumas del diario, vaticina un decrecimiento del independentismo porque la “cuestión catalana”, a la vez que se materializa, va en contra del realismo moderado catalán. Toda su argumentación se basa en que el apoyo a la consulta se reduce. Mucho. Alrededor de un 10% en dos meses. ¿Tiene razón Juliana? Yo creo que no.

Hace aproximadamente un mes (por tanto, entre esta encuesta y la anterior), el PSC salió del pacto por el referéndum. Estaba cantado. Para el PSC es un problema gestionar tensiones enormes con el PSOE. Y eso hace que muchos que, como el PSC, defendían la consulta por higiene democrática, hayan abandonado masivamente esta opción. Para mi, no cambia nada; en realidad, ya estaban en contra.

Líderes unionismo

De hecho, tanto el PSC como el PP tienen un grave problema con Ciudadanos, que empieza a configurarse como 3ª fuerza política. Fijaos en la valoración de los líderes en función del partido al que votan. Los votantes del PSC valoran casi tan bien a Albert Rivera (3.76) como al propio Pere (3,86). En el caso del PP es aún más sangrante. Los votantes del PP valoran mejor a Albert (5.69) que a la propia Alicia (4.76). Ni los propios votantes de Rivera lo valoran tan bien (5,29).

Y como parece difícil que la consulta pueda realizarse, parece que vamos hacia elecciones y, en caso de mayoría independentista, declaración unilateral de independencia. La encuesta (en la penúltima imagen) habla de una mayoría sobre los 2/3 de los partidos favorables a la consulta entre 87 y 92. Hoy suman 87.

Yo casi diría que los resultados son incluso más favorables a la independencia de lo que hubiera esperado. La opción del Sí+No es muy atractiva desde el punto de vista de los catalanes. Pero no descuidemos que la verdadera migración de los catalanes se ha dado, precisamente, de ese Sí+No al Sí. En mi opinión, la apuesta de la sociedad sigue su curso.

Leave A Comment