Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

drama / guion y cine / romántica

El gran Gatsby

El gran Gatsby

Baz Luhrmann es un director que no deja indiferente. Todos sus films son grandilocuentes, excesivos, de un barroquismo visual atrevido y muy rico en detalles. Le conocimos con Romeo + Julieta de William Shakespeare, donde encontró la firma que ya había buscado en El amor está en el aire y culminó con Moulin Rouge. Por el camino nos ofreció Australia, también grandilocuente pero sin el estilo que le ha hecho conocido.

Hablemos claro. Baz Luhrmann es un hortera. Con gracia, con un gran sentido de la estética. Pero hortera. La “gracia” de los que, para mi, son sus dos mejores films (Romeo + Julieta y Moulin Rouge) es que pisa el terreno de lo excesivo, rozando lo ridículo, pero quedándose justo en la línea. Un punto que es muy difícil encontrar y, por tanto, tiene mucho mérito.

El gran Gatsby busca la fastuosidad, las luces y los colores de aquellas dos piezas. Lo que encuentra, en cambio, es un film al que le falta alma. Parece más la repetición industrial de una franquicia, sobrecargado de temas musicales sin ningún tipo de personalidad (una de las grandes virtudes, sobre todo, de la película protagonizada por Nicole Kidman y Ewan McGregor).

Los planos musicales del film podrían servir, perfectamente, para un videoclip de la MTV. Cualquiera de ellos. ¿En qué consiste su propuesta estética? ¿En planos grabados con grua a los que se les varía la velocidad? ¿Grandes angulares muy cerca de las caras deformando las facciones? ¿Planos generales llenos de confeti y gente bailando como poseída? ¿Planos difíciles de leer?

A pesar de que en los anteriores films del director el peso de la estética superaba el de lo narrativo, en El Gran Gatsby las dos parecen soltarse las manos. Luhrmann no es capaz de dotar de continuidad al discurso visual. Y el romanticismo propio del personaje acaba despersonalizado por culpa de los excesos videocliperos (románticos, si se quiere) del director.

No hay duda de que el film trata de lanzar una crítica al sistema económico. Entrando en contracción con el lenguaje personal que ha desarrollado todos estos años, Luhrmann critica los excesos de nuestra sociedad contando una historia ambientada en los felices 20. Convierte sus excesos en los nuestros. Y nos alerta, de forma velada, en qué acaba todo eso.

Lo que sucede es que el propio personaje de Gatsby es superficial y excesivo. Organiza fiestas con objetivos que harían levantar a Marx de la tumba. El amor, ese placer burgués…

El gran Gatsby

Los actores están bastante bien. Me gusta mucho DiCaprio, y Tobey Maguire no está mal. Carey Mulligan se ha convertido en una fija en films alternativos. Desde que la vi en An education, me la he ido encontrando en algunos de los films más interesantes (Shame o Drive, las dos que más me han gustado). Me gusta cómo trabaja, aunque tampoco es una de mis actrices favoritas.

A pesar de todo ello, la película tiene algunos momentos interesantes. No intento decir que el film es terrible. Critico que está muy lejos de la altura de sus anteriores obras. En algunos momentos, la historia se me hizo tediosa y lenta. Sobrecargada sin aportarme nada a cambio.

Baz Luhrmann ha caído en el esencialismo de su estilo olvidando las necesidades de lo que trataba de contar. Es un riesgo cuando tu obsesión es que no haya ningún plano montado sobre trípode. No nos queda otra que esperar a su próximo film para disfrutar de la fastuosidad de sus propuestas.

 

Valoración. 5,5/10

Género. Drama romántico.

Director. Baz Luhrmann.

Guión. Baz Luhrmann, Craig Pearce.

Actores/Actrices. Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Carey Mulligan, Joel Edgerton, Isla Fisher,Elizabeth Debicki, Amitabh Bachchan, Jason Clarke, Adelaide Clemens, Max Cullen,Steve Bisley, Richard Carter, Vince Colosimo, Brendan Maclean, Kate Mulvany,Callan McAuliffe, Jack Thompson.

Título original. The Great Gatsby.

Año de estreno. 2013.

País. Australia.

Leave A Comment