Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

personal

El consenso sobre la pregunta

la pregunta

Esta tarde, los partidos que representan de forma mayoritaria a Catalunya han acordado que, si Madrid deja hacer la consulta, se harán dos preguntas: “¿Quiere que Catalunya sea un Estado?”. Y en caso de contestar sí, “¿Quiere que Catalunya sea un Estado independiente?”. Y ya hay una fecha: 9 de noviembre de 2014. Mariano Rajoy ya ha dicho que no la autorizaría. Algunas reflexiones:

En primer lugar, debo reconocer que estoy sorprendido. Cuando empezaba la legislatura catalana dije que me parecía imposible. Dije que el parlamento no tenía operatividad política. Además, los catalanes tenemos cierta experiencia en ver cómo nuestros políticos acaban peleándose cuando menos toca.

Hace unas semanas estaba convencido que la pregunta sería lo que probablemente pararía el proceso. Algo me dice que las élites madrileñas estaban convencidas de lo mismo. Por ahora, y probablemente porque Catalunya tiene una generación política de mayor altura que en otras épocas, el proceso sigue los pasos establecidos.

En segundo lugar, la única opción posible para los catalanes hoy por hoy es independencia. Y con esto no quiero decir que los independentistas irreductibles sean mayoritarios. Más bien pienso lo contrario. Pero en Catalunya hay mucha gente huérfana políticamente hablando. Las instituciones españolas no les dan espacio. ¿Qué hacer cuando el maltrato es obvio y, desde Madrid, dicen que no piensan cambiarlo?

Yo soy poco amigo a creer en los complots. Pero hablo con mucha gente que tiene empresas de sectores diferentes. Los hay independentistas y no independentistas. En 3 ocasiones y en 3 sectores diferentes me han confesado que hacienda empieza algunas inspecciones en Catalunya. ¿Qué puede sentir un no independentista frente a esa situación?

En tercer lugar, uno de los mejores argumentos en contra de este pacto es que CiU, ERC, Iniciativa y las CUP no suman dos tercios de la cámara, la mayoría necesaria para reformar el estatuto. Ahora bien, esa mayoría no se ha dado porque el PSC se ha quedado fuera. Quienes dicen eso, que no pierdan de vista que absolutamente todas las encuestas dan la mayoría cualificada (2/3) a la suma de los partidos que han dado apoyo a la pregunta.

En cuarto lugar, Artur Mas y CiU siguen cayendo en las encuestas. Mi opinión es que eso sucede porque toda una vida viviendo de el peix al cove dan poca credibilidad a Mas como timonel hacia la independencia. Pero atentos, su fuga de votos acaba en el saco de ERC. Si consigue ser creíble (y creo que poco a poco, los hechos lo reforzarán) creo que recuperarán en parte lo perdido.

En quinto lugar, el PSC sigue desnortado. Hasta ahora, era él el que garantizaba los 2/3. Hoy es su fuga de votos la que hace que la cámara siga sumando los 2/3 en las encuestas. Como españolistas, Ciutadans son mucho más creíbles. Y como catalanistas, no apoyar la consulta porque está abocada al fracaso no se sostiene. ¿No volverá a presentar ninguna ley que no vayan a ganar con seguridad?

En sexto lugar, ¿el PSOE y el PP seguirá tirándonos en cara la Constitución? Aunque sigo viéndolo muy difícil, cada vez tengo más la impresión de que, si siguen así, ganará. No será vía referendum, por supuesto. Eso pueden impedirlo. Pero siempre nos quedará convocar elecciones, donde es mucho más fácil que salga el sí.

En séptimo lugar, el 9 de noviembre, se convertirá en una trampa para Madrid. Desde el punto de vista catalán, será la inversa del 11/9 (diada nacional catalana), además de ser la forma de expresar el 11 de septiembre a la americana. Pero hay algo más significado: el 9 de noviembre de 2014 hará 25 años de la caída del muro de Berlín. En Catalunya se leerá como una fecha de liberación, del poder de la ciudadanía frente a las administraciones. Y en Madrid hablarán de que aquello unió, no separó. Pero eso les encorsetará en un discurso que en Catalunya no cuajará.

Los políticos catalanes están a la altura de las circunstancias. El interrogante sigue estando en qué harán las instituciones del estado para cambiar el rumbo de todo esto. O quizás tampoco sea un interrogante.

Leave A Comment