Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

personal

¿Dónde está el salvapatrias?

Rajoy pensativo

Si en el PP no tenían bastante con Gurtel, ahora resulta que algunos papeles parecen demostrar que allí ha cobrado todo el mundo dinero en B. Pero lo verdaderamente novedoso del caso es que, por primera vez, el presidente del gobierno se ve salpicado directamente. Según esas informaciones, Rajoy también cobró.

Periodismo de investigación, dicen… No nos engañemos. Eso no existe. Cuando se publica algo es porque alguien se ha ido de la lengua. Y cuando alguien hace eso, persigue algún objetivo. Así, la verdadera pregunta es: ¿a quién le interesa destruir la reputación de Rajoy?

Lo que es seguro es que la información tiene que salir del propio PP. Y, aunque este pueda tener incentivos de fuera del partido (al PSOE puede interesarle que Rajoy caiga), el hecho cierto es que, al menos 1 persona en el PP tiene interés en todo esto. De hecho, en mi opinión al PSOE le interesa ganar tiempo, por lo que una caída antes de hora no es una buena noticia. Entonces, ¿cuáles son esos intereses?

Rajoy tiene una verdadera patata caliente. Durante semanas no se cansó de pedir a Mas que presentara una querella tras unas informaciones de El Mundo con muy poca base. Su partido lo hizo, incluso, cuando esta ya había sido presentada. Y, aún así, siguió acusando. Para mi, esa era la clave de la comparecencia de hoy en la que ya empezaba con mal pie no aceptando preguntas: ¿tendría Rajoy el valor de querellarse contra los medios que han publicado las informaciones? No.

La respuesta deja a Rajoy en una situación de debilidad enorme. Si sale una nueva información que corrobore que Rajoy cobró dinero en negro del partido, mi opinión es que quedará automáticamente amortizado. Con independencia de su veracidad. Puede que estemos viviendo sus últimas semanas como político en activo.

barcenas

A mi sólo se me ocurre que una persona con ganas de ocupar su cargo puede tener verdaderas motivaciones para desplazarlo de su sitio. ¿Quién podría ocupar el cargo de Rajoy y, a la vez, creer que en caso de elecciones ganaría con garantías al PSOE? ¿Quién se os ocurre con buenas relaciones con El Mundo, diario que lanzó las primeras informaciones? Y que, además no salga implicado o implicada en ninguna de las informaciones (sobre estas líneas, aparecen además de Rajoy, Jaime Mayor, y Rato). Si alguien piensa en Aznar, yo le descarto porque Ana Mato es de su entorno.

Y ahí está la belleza de la operación: quizás entre todos le estamos haciendo el trabajo a algún (o alguna) figura potente del PP a la sombra. ¿Qué otra opción tenemos? ¿No perseguir la corrupción? ¿Hacer la vista gorda? Imposible.

Corremos el riesgo de salir de la sartén para caer en las brasas. No podemos permitirnos que Rajoy siga en el poder si se demuestra que cobró en negro. Pero podemos acabar abrazados por un salvapatrias. Y los salvapatrias acostumbran a ser peligrosos. Muy peligrosos. Tienden al populismo. Acostumbran a convertir cualquier disensión de su opinión en un ataque a su persona y a lo que representa.

La segunda belleza de la operación es que, si se trata de alguien del partido, la única forma en la que puede contra atacar es atacando a su propio partido. Ello también comporta una inmolación personal. Rajoy estaría atrapado.

Los parlamentos español y catalán ya tienen escaños ocupados por fuerzas populistas, con discursos basados en la promesa de una regeneración democrática. Eso mismo en una fuerza mayoritaria nos lleva, de golpe, a un territorio del que es muy difícil salir. Tenemos ejemplos muy evidentes en otros países. Persigamos, pues, la corrupción. Que nadie interprete de este texto que prefiero hacer la vista gorda. Pero estemos muy atentos a lo que sucede entre bambalinas. O nos darán gato por liebre.

Leave A Comment