Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

Posts tagged webtv

Empresa y vídeo online

Web series festival y One mojito

Hace algunas semanas ya expliqué en el blog que Nikodemo había organizado el web series festival, un concurso de pilotos de serie para internet. Cuando en su momento anunciaron que lanzaban el proyecto, a pesar de todas las dificultades obvias, me pareció que se merecían, cuanto menos, un agradecimiento.

No tardó demasiado en saltar la noticia que Nikodemo cerraba y que el sueño de Cálico Electrónico se quedaría por el camino. Eso me hizo dudar de si el Web Series Festival seguiría adelante a pesar de los pesares. Pero Albert no tardó en anunciar que Nikodemo TV se reconvertiría en One mojito.

Aunque el primer tocho de One mojito podemos decir que ya se puso en Nikodemo, lo cierto es que ayer se celebró el primer gran acto del nuevo proyecto celebrándose la entrega de premios del Web Series Festival. A parte de la cantidad de gente que tuve la oportunidad de ver que están o han estado en el vídeo (Xavier Guell, Raul Escolano, Gonzalo Martín o el propio Albert Garcia Pujades entre otros), había muchísima gente y algo de nervios.

De los creo que más de 200 pilotos presentados, pudimos ver los 6 primeros que consiguieron premio (algunos muy importantes). Me quedé sorprendido con el nivel mostrado. Con algunos la sala se desternillaba. Mucha ocurrencia y mucho talento a pesar de (o gracias a) la escasez de medios.

Como os recomiendo que les echéis un ojo, os paso los 6 que han ganado;

5º premio: Ruta 66

4º premio: Doctor Beirut

3er premio: Hasta que la boda nos separe

2º premio: Ratatopo

1er premio: LHC

Premio Quiksilver al mejor piloto de serie “BoardRiding”: Control Z

Empresa y vídeo online

Web Series Festival

Con mucho (pero que mucho) retraso, llega este post para hablaros de uno de los festivales más interesantes y curiosos de los que se dan por la red. Por lo menos a mi me ha hecho mucha ilusión que alguien se atreviera a hacer esto. Os cuento.

Si seguís el blog tenéis que conocer a la gente de Nikodemo. Para los que no, al que seguro que conocéis es al mítico Cálico Electrónico (por cierto, nota aparte merece el esfuerzo que están haciendo para convertir la serie en adecuada a las características de la televisión 1.0). Bien, pues ellos, no hace mucho, crearón Nikodemo TV. En esencia, se trata de un portal que ofrece unas cuantas series de las que ellos garantizan la calidad y, claro, un puntito gamberro.

La verdad es que son atrevidos. Y eso me lleva a lo que, de verdad, quiero comentaros. Se trata del Web Series Festival. ¿De qué se trata? Pues yo creo que el nombre es suficientemente claro; Un festival de series para la red.

Para participar, lo que tienes que hacer es presentar un capítulo piloto de entre 4 y 7 minutos, además de una breve sinopsis, un par de imágenes  y tener preparado el argumento de un par de capítulos más. En fin, si quieres conocer los detalles, mejor te lees las bases. Los ganadores serán escogidos entre un comité compuesto por gente tan reconocida como Isabel Coixet, Mar Coll, Nacho Vigalondo, o Fernando de Felipe  (crítico de televisión y cine) entre algunos otros de reconocido prestigio.

¿Y a qué optas? ¡Oye! Verás que no está nada mal. Para empezar pasta, que siempre viene bien. Estamos hablando de 6000€ para el ganador, 3000€ para el segundo, 1500€ para el tercero y 700 € y 300 € para el 4º y el 5º. Pero hay algo más interesante. Los 3 primeros conseguirán aparecer en Nikodemo TV con la relevancia que eso supone.

Y en todo esto se han implicado sin tener todo el dinero de los premios garantizado por patrocinadores, lo cual implica que se creen el proyecto. Y, además, a cuenta de su propio riesgo están dinamizando el sector y potenciando la creatividad. Así, todo de una vez.

Os recomiendo que leáis (si no lo habéis hecho ya) el post de Albert Garcia Pujades, CEO de Nikodemo, explicando los por qués del festival. Así que si tenéis ganas de hacer algo, no lo dudéis. ¡Pero daos prisa porque se acaba el tiempo!

Empresa y vídeo online / personal

Me uno a Verycocinar

Hoy quiero daros una buena noticia. Desde hace unas semanas he integrado a mi vida profesional las funciones de responsable de contenidos en verycocinar.

No creo que haga mucha falta que presente el proyecto. Verycocinar tiene ya más de dos años y un crecimiento espectacular. El proyecto lo fundaron Sergio Espeja, experto en ruby on rails, y Manel Carrere, periodista. Por motivos personales, Manel ha dejado el proyecto y yo estoy asumiendo sus funciones.

Personalmente me hace mucha ilusión. Con Sergio nos conocimos en el roadweb. Después nos encontramos en algunos eventos y mantuvimos una relación cordial. Pero un día me llamó y me invitó a comer. Delante de una propuesta de ese tipo, no supe decir que no.

Allí me ofreció encargarme de los contenidos del portal. No lo dudé y le dije que sí. Sólo era cuestión de encontrar la fórmula adecuada en la que los dos nos sintiéramos cómodos. En mi opinión, ha sido realmente fácil encontrar la fórmula porque a los dos nos unían algunos aspectos que me parecen fundamentales;

En primer lugar somos muy complementarios. Digamos que a mi se me da bien la parte de contenidos (y os puedo asegurar que ya estoy metiendo tanta cuchara para aportar mi punto de vista) pero soy muy limitado en lo tecnológico, a pesar de que sé programar. Él, en cambio, es un crack programando pero no domina tanto los contenidos audiovisuales.

En segundo lugar creo que nos une la pasión por lanzarnos a hacer proyectos arriesgados pero con grandes expectativas y el gusto por lo audiovisual. Puede parecer anecdótico pero, en realidad, es casi lo más importante. Este tipo de aventuras tienen unas características muy específicas que, si tus objetivos son distantes, pueden generar conflictos.

En tercer lugar, creo que los dos hemos demostrado una gran capacidad de adaptarnos a los intereses mútuos.

Y, por último, añadiría un aspecto importante. Esta “integración” ha empezado por verycocinar, pero ya estamos pensando cómo integrarle a él en flashmotor. De hecho, a What if le vendrá de película que uno de sus socios domine como él lo hace lo tecnológico.

La vida del emprendedor tiende a ser una montaña rusa. Hay épocas en las que flotas y épocas en las que todo entra en crisis. Para que esto último pase poco, es ideal tener nuevos retos que alimenten ambiciones y expectativas. Así que unirme a verycocinar es una gran noticia.

Ya os iré contando…

Empresa y vídeo online

2009, punto y seguido (I) : El webTV

Desde el punto de vista profesional, creo que 2009 nos ha dado un par de grandes buenas noticias. A nivel internacional ha sido el año en que youtube se ha puesto las pilas y ha hecho mucho por ganar dinero con lo que hace. Portales como vevo (la spin off de vídeoclips de youtube) dan un punto de apoyo sobre el que catapultar nuestro modelo de negocio.

Por otro lado, podemos decir que en España 2 grandes proyectos han jugado un papel visagra entre los anunciantes (sedientos de nuevos formatos), creadores y distribuidores de contenido audiovisual; smartclip y prusland. No es baladí. Los anunciantes siempre han protestado de la poca garantías que tienen nuestras mediciones y nosotros no estábamos en condiciones de pagar una auditoría tipo Nielsen. Pero parece que, con la llegada de estos nuevos players, las circunstancias han dado un cambio.

Con esto no quiero decir que el modelo de negocio pase sólo por la publicidad. De hecho, tengo dudas a este respecto. Pero que tengamos una fuente de ingresos que garantice que ciertos costes que escalan con la audiencia no nos ahoguen, es un balón de oxígeno más que importante.

Tampoco tengo claro que la explosión sea en 2010. Llevo 2 años escuchando esa cantinela. ¿Llegará pronto? Seguro. Pero poner fechas es muy arriesgado y es algo que no estoy dispuesto a asumir. Por lo que llego a la conclusión de que, en un futuro próximo, contener los costes y los ingresos extra seguirán siendo piezas fundamentales de nuestras estructuras.

No podemos olvidar tampoco la crisis que estamos atravesando. Todo parece indicar que las cosas en Europa tienden a mejorar (o, por lo menos, a no ponerse más feas aún). En España nos incluyen en el grupo de los PIGS (países europeos que probablemente lastrarán la economía del continente).

La mayoría de los webTV trabajamos en castellano. Y aunque latinoamérica sea un mercado natural, creo que la mayoría de nosotros tendremos que centrar nuestra estrategia en España. Si de verdad, como muchos expertos dicen, los tipos y el IPC se van a disparar sin posibilidad a que los sueldos experiementen una subida parecida (a causa de nuestra baja productividad), las perspectivas para el próximo año no son nada optimistas.

Aún así, parto del convencimiento de que sólo nos toca crecer. Vamos a crecer. Y mucho. ¿Para llegar a una facturación apreciable como sector? Eso no lo sé. Pero que cuando nos reunamos a finales de 2010 las cosas las veremos diferentes, de eso estoy más que convencido.

El webTV en España ha encontrado unos aliados en este último año para atraer a anunciantes. Intuyo que 2010 pueda ser parecido a este por culpa del contexto y la sensación que la revolución próxima aún no ha estallado. Pero, a la vez creo que este año sí va a ser importante. Van a llegar cambios significativos y el gran futuro estará, cada vez, más cerca.

No sé si estaremos igual cuando acabe 2010, pero estoy seguro que no pensaremos igual. Es momento de apretar el acelerador.

Empresa y vídeo online

Video respuestas y las experiencias meme

Como todo esto va muy rápido, ya ni me acuerdo cuánto hace que youtube empezó a permitir hacer video respuestas. Es (o debería ser) cosustancial a la televisión por internet el elemento social. Los que no os hayáis fijado, veréis que muchas veces ves un vídeo y tiene un aviso de que es una respuesta a otro o que tiene respuestas. Viene a ser los memes que ahora quizás han caído en desuso.

Eso ha generado modas en torno a ciertos tipos de vídeos. El ejemplo más claro son los que aprovechan canciones muy conocidas para hacer algún tipo coreografía o, sencillamente, alguien haciendo un playback. Ni que decir que esto da la razón a Gonzalo cuando habla de que el futuro de la narrativa pasa por el transmedia. En síntesis, cada unidad narrativa (una novela, una película o una serie…) era independiente. Pero cada vez más, parece que las experiencias narrativas se encaminan a una relación muy intensa entre formatos. Salen los libros de Harry Potter, con las películas, obras de teatro, juguetes… Y dar la posibilidad a los “usuarios”/oyentes de música la posibilidad de reinterpretarlas a su manera creo que camina en esa dirección. Y no olvidemos que, además, ¡ahora las discográficas ya pueden monetizar ese trabajo de los usuarios!

Pero yendo más allá. ¿Y si esos fenómenos se producen en hechos especiales pero relativamente cotidianos? ¿Recordáis la entrada a la boda de JK wedding entrance? Aquel vídeo fue un bombazo, ahora ya tiene más de 32 millones de visualizaciones e, incluso, están aprovechando el tirón para hacer una campaña en contra de la violencia doméstica con la que han recogido más de 20 mil dólares.

Era bastante obvio que habría respuestas. Yo esperaba que las canciones fueran variadas pero la mayoría son con la misma canción. Así que, de alguna manera, la han convertido en la nueva versión de la Marcha Nupcial de Mendelssohn. Al menos una pareja española ya lo ha hecho.

¿Es trivial? Quizás sí. Quizás no. Me tengo que ir un poco pero pronto vuelvo al hilo. Hay dos aspectos muy importantes a tener en cuenta;

– Todo es semiótica, todo lo que hacemos y decimos nos retrata en cierta medida. Cuando alguien decide poner esta canción, hacer todo el bailoteo, y colgarlo en la red, está transmitiendo cosas.

– Hay algunos pasos que nos dan mucho miedo hacer y, por eso, las hemos dotado de liturgia y las hemos ritualizado. Las religiones, en general, han tendido a apropiarse del monopolio de esos procesos; nacer mediante el bautismo o juntarnos con alguien mediante la boda, son dos ejemplos. Ahora el estado les disputa ese papel pero, en todo caso, no pasa de oligopolio. De forma inconsciente, esos rituales nos hacen sentir ciertas garantías de que las cosas saldrán como queremos.

Con todo ello, este vídeo ha sido capaz de dar un salto importante; una cosa es que modifiquemos nuestra forma de vivir las canciones de nuestros cantantes favoritos. Otra es que alguien, sin siquiera buscarlo, modifique algo tan sagrado (no en sentido religioso, sino de inmodificable por su importancia) como nuestra boda.

Es evidente que las nuevas tecnologías modifican nuestra forma de compartir información acelerando todos los procesos. Y está llegando a impactar a algunas de las áreas más importantes de nuestra vida. ¿Tiene esto límite? Creo que no, y cuando las fronteras entre offline y online estén más difusas, cuando se acepte que el 2.0 no es propiedad sólo de la red, aún tendrá mayor impacto.

Empresa y vídeo online

Nace Embed.at

embed

¿Qué puede suceder si dejas que coman juntos tres tipos como Alberto Tognazzi, organizador de Movil Film Fest, Felipe, organizador de Zemos98 y Joan Carles, director de microfísica, uno de los cortos que han utilizado la red en nuestro país de una forma más innovadora? Pues que montan un embed.at.

¿Y qué es embed? Según ellos mismos explican, se trata de un espacio de reflexión compartida acerca de la creación de vídeo 2.0. En esta época de transformación, donde los caminos de la televisión 2.0 (y de la creación de narrativa audiovisual en general) todavía ni existen, es algo yo diría que imprescindible.

No hay duda que muchas de las reglas del juego han de cambiar. Muchos players, que hasta ahora tenían muy clara su función, tienen que analizar sus alternativas y ver cuál es su nuevo papel en la nueva sociedad de la información que estamos construyendo.

Todo ello genera recelos, miedos y acciones a golpe de lobby. Pero a mi me parece mucho más inteligente lo que nos propone este trío. Merece la pena pararse a pensar porque todavía hay demasiadas preguntas para las que no tenemos respuesta. Tomo del blog de Alberto unas frases que me parecen muy interesantes y que tratan de definir el proyecto.

Un lugar de discusión y reflexión sobre el sentido de producir audiovisuales en tiempos de internet, remezclas y licencias Creative Commons.

Un lugar para discutir qué sentido tienen festivales como los nuestros en épocas de distribución libre on line.

Un lugar para analizar y compartir las propuestas audiovisuales que consideramos más interesantes.

Un lugar donde compartir esa pasión que tenemos para el audiovisual “avanzado” que felizmente nos rodea.

Embed, como no podía ser de otra manera, tiene vídeo promocional. Lo ha hecho Jose Víctor Fuentes, que ahora tiene la suerte de estar rodando en New York. Os dejo con él.

EMBED promo 1 from EMBED.at on Vimeo.

P.D.: Acaba de twittear Alberto una frase de Umberto Eco (pedazo de maestro) que no puedo evitar reproducir porque me viene al pelo; “La sociedad de la información cambiará nuestra cabeza”. Amén.

Empresa y vídeo online

Estigmas se estrena en internet

estigmas

La semana pasada gracias a un twitt de Gonzalo Martín, me enteré de que Estigmas, la nueva película de Adán Aliaga se estrenaba primero por internet y era gratuíta para los primeros 1000 espectadores.

Lentamente, pero con seguridad, el cine está empezando a utilizar internet como una nueva vía de distribución, algo que se enrola con una tendencia muy clara de los espectadores y de las nuevas estrategias de las salas de cine (donde están diversificando su oferta con partidos de fútbol, óperas en directo interpretadas a miles de quilómetros…).

Ya hablamos en su día cuando se estrenó Tiro en la cabeza de Jaime Rosales. Parece evidente que las productoras acabarán por distribuir sus ficciones (acaben siendo lo que acaben siendo estas) por internet.

Y vuelve la pregunta recurrente. ¿Y las salas? Bueno, como digo, ya están empezando a diversificarse y, sin haber entrado mucho en el tema, parece obvio que sobran muchas. Así que imagino que se reducirá la oferta para ajustarse a la demanda.

A parte del exhibidor hay otro rol que podría cambiar; las distribuidoras. Si las películas ya no tienen que distribuirse de forma física, ¿para qué las quieren las majors? Ojo, porque estas distribuidoras juegan otro papel tan importante o más que la propia distribución en si.

Cuando las majors están dispuestas a producir un nuevo film, buscan una distribuidora que paga por anticipado a cambio de los derechos de distribución. Así, tienen ante todo una función financiera; yo te presto dinero a cambio de unos réditos en el futuro. ¿En qué lugar dejará a este player la distribución online? Lo que es seguro es que su dinero hace falta y desconozco hasta qué punto pueden estar paralizando ese vuelco hacia internet.

En todo caso, el que quiera ver Estigmas por internet puede hacerlo por 2,95 €. Respecto a la película, explica la historia de Bruno, un tipo lamentable que al que un día le aparecen unos estigmas que le cambian la vida. Basada en un comic, creo que es un buen intento de hacer algo que va un poco más allá aunque , a ratos, carece de ritmo y peca de pretenciosa.

Siento decir que Manuel Martínez no me gusta nada como lo hace. De hecho, este rollito que tiene de artista total no acaba de convencerme. Me da la sensación que cuando alguien que no es actor hace un papel que no es ridículo, ya se le señala como sorpresa y gran trabajo. Yo esencialmente creo que eso es una perversión de la profesión del actor. No es que me parezca mal que no-actores hagan papeles, sino todo lo contrario. Pero lo que no se vale es exigir menos el trabajo de alguien sólo porque, en realidad, es un lanzador de bolas de hierro. Si no vale, no pasa nada. En lo suyo es un fuera de serie.

A pesar de todo ello, no deja de ser una ópera prima. La propuesta me interesa y limando un poquito de allí y de aquí, Adán puede acabar haciendo grandes películas.

Empresa y vídeo online

Hulu podría ser de pago

No hace muchos días en el blog comentaba que la gente de Nikodemo había tenido conflicto con algunos de sus usuarios porque habían decidido cobrar por las descargas de episodios antiguos. Me pregunto qué hubiera pasado si hubieran corrido los mismos rumores que se mueven alrededor de Hulu, servicio que pronto podría ser de pago. Y eso sin que, ni siquiera, haya emigrado de Estados Unidos.

Hulu se presentó como una alternativa de negocio al modelo del vídeo online de youtube. Contenidos de alta calidad que todos tenemos ganas de ver (sobre todo, series muy conocidas) de forma gratuíta con un modelo de ingresos basado en publicidad. La sorpresa llegó cuando demostró ser mucho más eficiente que youtube, obteniendo unos beneficios idénticos con una inversión sorprendentemente inferior.

Hulu se convirtió en el sueño de lo que muchos esperamos que llegue aquí; contenido atractivo sin costes para el espectador/usuario. Tras este proyecto están las grandes corporaciones de comunicación americanas excepto CBS, que tiene su portal propio. Y, de hecho, hasta ahora, ha sido un idilio fantástico; empresa con beneficios y usuarios encantados de poder ver cuando quieren sus series favoritas.

Pero desde hace unos meses se están lanzando avisos de que pronto podrían pasar a cobrar, en contra de lo que dijo Ashley Highfield, director de consumo y online de Microsoft en el Reino Unido. Uno de los primeros avisos lo dio hace unos meses Rupert Murdoch, quien dijo que se estaba evaluando la posibilidad de cobrar. Ahora leo en webTV wire que la cosa está ya tan avanzada que el nuevo modelo podría llegar a principios de 2010. De hecho, Chase Carey, vicepresidente de News Corp., ha dicho lo siguiente;

“Es el momento de empezar a cobrar por el contenido emitido de forma online. Pienso que el modelo gratuíto hace muy difícil captar el valor de nuestro contenido. Creo que lo que tenemos que hacer es servir el contenido a los usuarios de forma que ellos aprecien ese valor. Hulu cuenta con que tiene que dotarse de un modelo de suscripción que dé valor a nuestro contenido como parte de su negocio.”

Surgen varias reflexiones en torno a estas consideraciones;

En primer lugar, parece que el modelo gratuíto es difícil de sostener. El hecho de que los líderes del mercado de la producción premium esté llegando a estas conclusiones hace evidente esta consecuencia. Hacer televisión es caro. Y hacer ficción mucho más. La televisión online ha reducido muchos costes, pero siguen siendo demasiado altos como para ser sostenidos sólo por lo que la publicidad está dispuesta a pagar.

De todas formas, por lo dicho hasta ahora, no necesariamente todo el contenido que haya en el portal tiene que ser de pago. En concreto habla de que parte del modelo de ingresos sea vía suscripción, pero no implica que todo el portal vaya a ser de pago. Para mi es muy importante saber qué parte será gratuíta (de haberla) y cuál de pago. Y es que, en función de ello, la reacción de los usuarios será muy diferente.

No puedo evitar pensar, y algún día profundizaré, en qué pasará con los anunciantes. La televisión tiene tendencia a ser online y este medio fragmenta tanto la audiencia,que los portales no son capaces de ganarse la vida con la publicidad. Eso les lleva a modelos de pago. Pero entonces, ¿cómo se lo harán las marcas para dar a conocer sus productos? Estoy seguro de que encontrarán soluciones, pero plantea un reto más que interesante.

De cara al concepto de marca del emisor, llama la atención la importancia que le dan a la percepción de valor de sus contenidos y cómo el hecho de ofrecerlos gratuítos o de pago modifica la visión de los usuarios respecto a su calidad. Me recuerda al debate que se abrió con la prensa escrita cuando apareció la gratuíta. Los ingresos de los grandes diarios es, sobre todo, vía publicidad. Entonces, ¿por qué no ofrecerlo gratis y, así, aumentar la audiencia? La conclusión es que había una pérdida de la percepción del medio como garantía de veracidad. Y eso afectaba a los números.

Parece que ese mismo dilema se le plantea Hulu y es interesante. Puede parecer baladí, pero en realidad es muy importante. Cuando un anunciante decide aparecer en un programa televisivo en concreto lo hace porque sabe que la gente que lo ve lo asocia con valores positivos. Si esos valores se pierden, ¿seguirá el anunciante invirtiendo?

Pero para ello es necesario saber si la gente pierde interés en las series que ve de forma gratuíta. Lo que está claro es que, si la gente paga es porque tiene mucho interés en verlas. Soy consciente que tener acceso a mucho contenido gratuíto lo banaliza. La prueba es la cantidad de canciones y películas que todos nos descargamos de los servidores p2p que han acabado por no escucharse o verse. Pero tampoco tengo claro que, si no se paga, se pierda valor. La gente que ve Lost al día siguiente de ser emitida en USA y se la descarga, espera los episodios con impaciencia.

Y una reflexión final; ¿Cómo reaccionarán los usuarios al paso del modelo gratuíto al pago? Yo no conozco bien da idosincrasia de los espectadores americanos, pero creo que están mucho más acostumbrados a pagar por contenidos que nosotros. Aún así, acostumbrados a recibirlos de forma gratuíta, ya veremos qué sucede cuando decidan cobrar.

Y añadamos un nuevo elemento. No seamos ingenuos. Si hulu decide cobrar, las descargas piratas volverán a aparecer. ¿Qué van a ofrecer a la gente para que pague por algo que puede ver escasas horas después gratis? No lo tengo claro.

Hay mucho movimiento alrededor de los contenidos gratuítos o de pago y el video online no podía quedar fuera de este debate. Hay posiciones enfrentadas y el modelo definitivo no está del todo claro. La decisión de hulu puede servir, al menos, para saber cuál de los dos caminos es el más adecuado.

Empresa y vídeo online

Cobrando por los contenidos

tarjeta-credito

Es un debate que ya hemos discutido algunas veces en el blog y lo hemos hecho infinidad de veces cuando nos hemos encontrado gente del sector del webTV. La pregunta clave es si la gente está dispuesta a pagar por el entretenimiento audiovisual o no.

Para mi en este debate se juntan diversos aspectos. La primera pregunta que me parece clave es; ¿Cuánto está la gente dispuesta a pagar por una hora de ocio? O lo que es lo mismo; ¿Qué valor tiene, en horas de su esfuerzo/trabajo, una hora de ocio? Teniendo en cuenta que esto depende mucho de la edad, voy a centrarme en la franja más joven con capacidad de compra, que es la gente que acostumbra a ver más contenidos audiovisuales por internet.

Está claro que la gente no está dispuesta a pagar lo mismo por todas las horas de ocio. Una hora de lectura podríamos establecerla sobre los 2 euros (teniendo en cuenta que una novedad cuesta algo más de 20 euros y un libro suele tener unas 300 páginas), una hora de cine unos 4 euros (aunque solemos añadir otros 2 en palomitas y bebida), y una hora de discoteca unos 5 euros (eso sin tomar ningún cubata, por lo que acaba siendo mucho más).

A priori, lo que parece probar esto es que la gente está dispuesta a pagar por cosas que le hacen disfrutar y no sólo por necesidades básicas y, además, lo hacen en una horquilla de precios de entre 2 y 5 euros. Esto, que puede parecer una obviedad, no es baladí. Si la gente está dispuesta a pagar por cosas que sólo les ofrecen algo tan intangible como placer, ¿Por qué no parecen dispuestos a pagar por contenidos en internet?

Creo que era la semana pasada, Albert Garcia Pujadas, CEO de Nikodemo, se quejaba en su blog porque, tras decidir cobrar por las descargas de algunos de sus vídeos, algunos usuarios les habían acusado de “venderse” y de caer en los “errores” de la industria clásica. ¿Por qué sus usuarios, que llevan años disfrutando de las aventuras de Cálico, no están dispuestos a soltar ni un euro para seguir gozando de las aventuras de su antihéroe? Y conste que son sólo las descargas. Pueden seguir viéndose en streaming. ¡Parece insólito!

Jesús Encinar, CEO de idealista, ha explicado con una claridad meridiana por qué los contenidos cada vez “valen menos”. En el fondo, este concepto en economía se llama valor marginal, y lo que dice es que conforme acumulamos unidades de un cierto bien, el valor de comprar una nueva unidad es menor. Imagina que estás en el desierto y no te queda agua. ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por una botella de agua? Todo lo que tienes. ¿Y por la segunda? Puede que te interesara para garantizar tu supervivencia en lo que te quede de ruta. ¿Y por la tercera? Casi te la tendrían que regalar.

El volumen de contenidos en la red es tan enorme que la percepción del valor de disfrutar de un nuevo contenido es prácticamente cero. Por eso los medios tradicionales que cobraron en un principio (y que ahora pretenden volver a cobrar) fracasaron.

Pero eso es un problema porque, aunque el coste de la producción de vídeo por internet es muy inferior al de la televisión convencional, lo cierto es que siguen siendo muy elevados. ¿Cómo vamos a pagar todo eso si nadie está dispuesto a pagar por ello?

Sólo existen dos modelos, que pueden llegar a combinarse (como, de hecho, está haciendo Nikodemo); publicidad y pago por contenidos. El problema es que los productores tememos, por un lado, que los usuarios no quieran pagar por nuestras producciones y, por el otro, que la publicidad les parezca demasiado intrusiva. Y nosotros, como dice Albert, bien hemos de comer cada día.

¿Podemos evitar la percepción de los usuarios de que nuestro contenido no es igual al resto de contenidos? Dicho con otras palabras; ¿Pueden considerar nuestros usuarios que nuestros contenidos tienen la suficiente exclusividad como para pagar por ellos?

En el caso de Cálico, yo creo que sí. A priori me parece previsible el cabreo de los usuarios porque, entre todos, les hemos vendido que esto iba de otra cosa (no digo la gente de Nikodemo sino internet en general). Pero también creo que la gente seguirá queriendo ver sus contenidos porque son buenos. Y cuando se den cuenta que ellos podrán seguir disfrutando de mucho contenido gratis, se acabará el debate y algunos euros caerán vía descargas. Estoy convencido. ¿Por qué no iban a caer si la gente está dispuesta a pagar por unos politonos extravagantes?

Pero, mientras tanto, y por si nos sirve de consuelo, no nos llamemos a engaño. En realidad, los usuarios ya pagan por nuestros contenidos; su conexión a internet. ¿Para qué pagar a Telefónica una conexión si no hubiera contenidos que disfrutar? Voy más allá. ¿Podría ser que, en paralelo a como baje el precio de la conexión aumente la inversión directa en los contenidos que interesan a la gente?

Creo que doy el sentir general del sector del webTV si digo que aún no está del todo claro cuál va a ser el modelo de negocio definitivo del sector. Pero lo que está claro es que no podemos seguir viviendo del aire. En mi opinión, no veo claro el cobrar por todos los contenidos, pero sí por una parte. Las publicidades, pagos por descargas y similares se van a multiplicar. Tenemos una referencia; lo que la gente ya hoy paga por los contenidos audiovisuales hoy. Y los usuarios lo entenderán. Estoy seguro.

Empresa y vídeo online

Warner music vuelve a Youtube

warner-music-vuelve-a-youtube

Ya es oficial, Warner music vuelve a Youtube.

Los que estáis al día de lo que se cuece en el mundo de la webtv sabéis que youtube ha luchado mucho para que las discográficas (y las productoras/distribuidoras… de televisión) tengan sus contenidos colgados en su portal.

La cosa es que hace tan solo un año, Warner borró todos sus vídeos del portal. Desde entonces, youtube se ha movido y con mucho acierto, por lo que parece. Lo que ha propuesto a las discográficas es facilidad para detectar contenido con su música y acuerdos para compartir los ingresos. Y eso incluye vídeos generados por los usuarios pero que, por ejemplo, hayan puesto una de sus canciones.

Además, este diciembre youtube lanzará vevo, un portal sólo de vídeos musicales, con la intención de poder monetizar de forma más eficiente los videoclips de los grupos y cantantes. Por de pronto, ya ha convencido a algunas de las compañías más importantes (la comentada Warner, Sony, Universal entre otras).

No hay duda de que youtube, por fin, ha conseguido convencer a las grandes discográficas, algo que a algunos les parecía imposible. Ahora está en proceso de convencer también a los generadores de contenidos audiovisuales. Están en ello (de hecho, majors como la Metro colgarán sus películas) y estoy seguro de que conseguirán que acepten que los usuarios suban vídeos a cambio de dinero o redirecciones a sus portales.

En fin, otra noticia importante en torno al líder de la distribución de vídeos online.