Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

Posts tagged hulu

Empresa y vídeo online

Incognitas sobre la venta de Hulu

La vida de Hulu ha sido muy especial desde el primer día. Cuando youtube aún estaba buscando su modelo de negocio, Hulu hizo una apuesta que pronto dio resultados muy pronto.

La virtud y el defecto de Hulu ha sido el mismo: la voluntad expresa de sus creadores de convertirlo en un experimento. Haciendo un poco de memoria, recordemos que la FOX y la NBC (dos de los canales más importantes de USA) se cansaron de perder audiencia por el P2P y youtube y decidieron colgar ellos mismos el contenido.

Pronto aquello fue un éxito. El modelo era publicitario y ahora mixto (puedes verlo gratis con publicidad o pagando 7,95$ y sin ella). De alguna manera, dieron con la fórmula para que otros como Netflix supieran de qué forma iban a conseguir sus recursos.

Pero el propio modelo experimental de Hulu ha hecho que su historia haya sido muy heterodoxa. Las noticias han sido, casi siempre, sorprendentes. Y esto parece que esto está volviendo a suceder.

Ya en un principio sus propios creadores hablaban que, tarde o temprano, desaparecería. Pero hace unos meses sorprendieron con una salida a bolsa con la que pretendían generar 2 mil millones de dólares. Llamó la atención porque no respondía a lo que se esperaba.

Pero ahora la sorpresa es aún mayor. Hay rumores de que Hulu busca una salida y podría ser comprada por yahoo. Sinceramente, a mi me parece algo raro.

Hulu, como empresa, es algo especial. Sus proveedores son las propias empresas que lo crearon. De manera que el valor lo tiene el proveedor y no el canal (la propia Hulu). Si un día, sus proveedores decidieran dejar de servirle los contenidos (para hacer su propio portal, por ejemplo), ¿qué valor tendría el canal?

La pregunta clave es, ¿Comprarías una empresa en la que el proveedor el propio vendedor? ¿Por qué se lo quiere vender? ¿Te puede dejar sin contenidos en poco tiempo?

Si yo fuera yahoo todas estas cosas me preocuparían mucho. Es verdad que lo más probable es que a ellos también, así que con seguridad tienen respuesta a todas estas preguntas.

En todo caso, llama la atención el riesgo que parece estar dispuesto a asumir yahoo. Hasta ahora, tampoco es seguro que la operación se cierre. Veremos qué sucede finalmente y cómo yahoo resuelve todas estas amenazas.

Empresa y vídeo online

Youtube Next, la nueva estrategia

Youtube apenas tiene 6 años de vida, aunque pueda parecernos que nos acompaña desde siempre. La clave de su éxito residió en su eslogan: “Broadcast yourself”, es decir, emite tu mismo. En pocas palabras, nos dio la oportunidad de colgar nuestro propio contenido y ponerlo al alcance de todo el mundo. De alguna manera, saciaba nuestros 15 minutos de Andy Warhol.

Y aunque Google en general y youtube en particular van como un tiro, la empresa ha decidido que hay que hacer un cambio de estrategia porque los tiempos están cambiando y ahora parece que va en serio.

Hasta no hace mucho, para los generadores de contenidos premium (entiéndase por ello los propietarios de los derechos de eventos atractivos como el fútbol o los productores de series populares) veían en internet dos problemas.

El primero es que las audiencias no están lo suficientemente agregadas, es decir, que están demasiado repartidas. Es mucho más fácil reunir a 3 millones de personas delante de una serie en Antena 3 que en internet.

El segundo elemento es que es que veían a internet como un canal que les canivalizaba. Las descargas ilegales y la consecuente baja percepción de valor que tienen los contenidos en la red, les parecía más una amenaza que una oportunidad.

Pero esto parece estar cambiando. Los resultados que no hace mucho ofreció TV3 sobre sus resultados de su área interactiva (y los de otros casos similares, como apunta Gonzalo Martín) demuestran que ya empieza a agregarse la audiencia y, por tanto, la viabilidad económica de ciertas apuestas.

Y en este entorno es donde youtube parece preguntarse si tendrá suficiente con vídeos de gente pegándose unas castañas descomunales. Por ahora youtube ya tiene un canal de partners, como verycocinar, para garantizar que les llega contenido de calidad.

Pero parece que creen que no es sufciente. Además de anunciar que van a reforzar su relación con los partners, han dado un paso de gigante para atraer ese público deseoso de contenidos premium. Por unos 50 millones de dólares, han comprado Next New Networks, una productora especializada en contenidos para la red.

Eso parece dar sentido al hecho que, de alguna manera, todo habrá cambiado para seguir igual. Vuelve a demostrarse aquello de que lo que a la gente le interesa en televisión “convencional” es lo mismo que le interesa en internet, la prensa, los libros…

Además, el entorno es importante. No hay que olvidar que Facebook y Warner Bros van a ofrecer películas de alquiler dentro del site. Tampoco anuncios como el que ha hecho Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, donde insinúa que su red cambiará el concepto de vídeo en 5 años. Y, como no, los éxitos de hulu o netflix

Youtube sabe que los anunciantes siempre van a estar más interesados en contenido atractivo que en vídeos donde la publicidad sólo puede ser contextual porque vender vídeo por vídeo sería demasiado caro. Es una parte del pastel demasiado grande como para dejarla escapar sin más.

No hay duda de que el contenido de calidad siempre va a tener un lugar. Las formas, e incluso las estructuras mentales de los espectadores/usuarios han cambiado. Pero no los gustos. Y youtube sabe que el gusto por el fútbol y Belén Esteban siguen ahí. Y van a su caza…

Empresa y vídeo online

Facebook el 3º en vídeo en streaming

crecimiento¿Dónde va la gente a buscar vídeos online? Esta respuesta es fácil de contestar; la gente que quiere ver clips cortos, divertidos, espontáneos, fuera de los círculos del sistema de producción clásico, en youtube. Los que buscan sus series favoritas y grandes producciones con gran calidad, en USA, buscan Hulu (en España, aunque hay varios proyectos que quieren hacer lo mismo, aún no tenemos un estandar ni un nivel de contenidos similar).

No es extraño pues, como leo en un post de webTV wire, que las dos primeras posiciones del ranking de los servidores de streaming sean para estos dos portales; youtube tiene 6,6 miles de millones de streams y 105 millones de visitas frente a los 632 millones de streams y 13 millones de visitantes de hulu.

Pero la sorpresa ha llegado con la tercera posición. Facebook se ha plantado en la 3ª posición con 217 millones de streams y 31 millones de usuarios. No sé de qué cifra partía pero parece que el crecimiento ha sido espectacular.

Hasta ahora una de las grandes preocupaciones que creo debíamos tener los creadores de contenidos era el monopolio que se está generando en torno a youtube y a google en general. Pero, ¿puede estar indicando este crecimiento espectacular un cambio de tendencia?

Muchas veces, cuando charlamos entre gente del sector detectamos un claro cambio en el consumo de blogs. Leemos lo mismo en cantidad, pero ya no usamos tanto los lectores de feeds como las recomendaciones de nuestros contactos en twitter. En el fondo, hemos pasado de un; “¿A quién lees?” a un “¿De quién te fías?”. Es un cambio de unas consecuencias increíbles aunque lo hayamos vivido con gran naturalidad.

En el fondo, viene a implicar que, si hace antes había una serie de medios que decidían qué merecía la pena ser publicado, hemos pasado a un modelo donde una serie de usuarios-nodo son los que hacen esa tarea. Ahora, los medios que basan su estrategia en la calidad y no en el SEO, no tienen más remedio que interesar a esos pocos prescriptores de contenidos.

Este crecimiento entronca a la perfección con esta evolución, pero esta vez con el usuario de a pie. Ya no el geek, altamente tecnificado, sino la verdadera masa del 2.0.

Puede que la pregunta del futuro ya no sea; ¿dónde van los usuarios a buscar sus vídeos? sino ¿de quién se fían

Empresa y vídeo online

Hulu podría ser de pago

No hace muchos días en el blog comentaba que la gente de Nikodemo había tenido conflicto con algunos de sus usuarios porque habían decidido cobrar por las descargas de episodios antiguos. Me pregunto qué hubiera pasado si hubieran corrido los mismos rumores que se mueven alrededor de Hulu, servicio que pronto podría ser de pago. Y eso sin que, ni siquiera, haya emigrado de Estados Unidos.

Hulu se presentó como una alternativa de negocio al modelo del vídeo online de youtube. Contenidos de alta calidad que todos tenemos ganas de ver (sobre todo, series muy conocidas) de forma gratuíta con un modelo de ingresos basado en publicidad. La sorpresa llegó cuando demostró ser mucho más eficiente que youtube, obteniendo unos beneficios idénticos con una inversión sorprendentemente inferior.

Hulu se convirtió en el sueño de lo que muchos esperamos que llegue aquí; contenido atractivo sin costes para el espectador/usuario. Tras este proyecto están las grandes corporaciones de comunicación americanas excepto CBS, que tiene su portal propio. Y, de hecho, hasta ahora, ha sido un idilio fantástico; empresa con beneficios y usuarios encantados de poder ver cuando quieren sus series favoritas.

Pero desde hace unos meses se están lanzando avisos de que pronto podrían pasar a cobrar, en contra de lo que dijo Ashley Highfield, director de consumo y online de Microsoft en el Reino Unido. Uno de los primeros avisos lo dio hace unos meses Rupert Murdoch, quien dijo que se estaba evaluando la posibilidad de cobrar. Ahora leo en webTV wire que la cosa está ya tan avanzada que el nuevo modelo podría llegar a principios de 2010. De hecho, Chase Carey, vicepresidente de News Corp., ha dicho lo siguiente;

“Es el momento de empezar a cobrar por el contenido emitido de forma online. Pienso que el modelo gratuíto hace muy difícil captar el valor de nuestro contenido. Creo que lo que tenemos que hacer es servir el contenido a los usuarios de forma que ellos aprecien ese valor. Hulu cuenta con que tiene que dotarse de un modelo de suscripción que dé valor a nuestro contenido como parte de su negocio.”

Surgen varias reflexiones en torno a estas consideraciones;

En primer lugar, parece que el modelo gratuíto es difícil de sostener. El hecho de que los líderes del mercado de la producción premium esté llegando a estas conclusiones hace evidente esta consecuencia. Hacer televisión es caro. Y hacer ficción mucho más. La televisión online ha reducido muchos costes, pero siguen siendo demasiado altos como para ser sostenidos sólo por lo que la publicidad está dispuesta a pagar.

De todas formas, por lo dicho hasta ahora, no necesariamente todo el contenido que haya en el portal tiene que ser de pago. En concreto habla de que parte del modelo de ingresos sea vía suscripción, pero no implica que todo el portal vaya a ser de pago. Para mi es muy importante saber qué parte será gratuíta (de haberla) y cuál de pago. Y es que, en función de ello, la reacción de los usuarios será muy diferente.

No puedo evitar pensar, y algún día profundizaré, en qué pasará con los anunciantes. La televisión tiene tendencia a ser online y este medio fragmenta tanto la audiencia,que los portales no son capaces de ganarse la vida con la publicidad. Eso les lleva a modelos de pago. Pero entonces, ¿cómo se lo harán las marcas para dar a conocer sus productos? Estoy seguro de que encontrarán soluciones, pero plantea un reto más que interesante.

De cara al concepto de marca del emisor, llama la atención la importancia que le dan a la percepción de valor de sus contenidos y cómo el hecho de ofrecerlos gratuítos o de pago modifica la visión de los usuarios respecto a su calidad. Me recuerda al debate que se abrió con la prensa escrita cuando apareció la gratuíta. Los ingresos de los grandes diarios es, sobre todo, vía publicidad. Entonces, ¿por qué no ofrecerlo gratis y, así, aumentar la audiencia? La conclusión es que había una pérdida de la percepción del medio como garantía de veracidad. Y eso afectaba a los números.

Parece que ese mismo dilema se le plantea Hulu y es interesante. Puede parecer baladí, pero en realidad es muy importante. Cuando un anunciante decide aparecer en un programa televisivo en concreto lo hace porque sabe que la gente que lo ve lo asocia con valores positivos. Si esos valores se pierden, ¿seguirá el anunciante invirtiendo?

Pero para ello es necesario saber si la gente pierde interés en las series que ve de forma gratuíta. Lo que está claro es que, si la gente paga es porque tiene mucho interés en verlas. Soy consciente que tener acceso a mucho contenido gratuíto lo banaliza. La prueba es la cantidad de canciones y películas que todos nos descargamos de los servidores p2p que han acabado por no escucharse o verse. Pero tampoco tengo claro que, si no se paga, se pierda valor. La gente que ve Lost al día siguiente de ser emitida en USA y se la descarga, espera los episodios con impaciencia.

Y una reflexión final; ¿Cómo reaccionarán los usuarios al paso del modelo gratuíto al pago? Yo no conozco bien da idosincrasia de los espectadores americanos, pero creo que están mucho más acostumbrados a pagar por contenidos que nosotros. Aún así, acostumbrados a recibirlos de forma gratuíta, ya veremos qué sucede cuando decidan cobrar.

Y añadamos un nuevo elemento. No seamos ingenuos. Si hulu decide cobrar, las descargas piratas volverán a aparecer. ¿Qué van a ofrecer a la gente para que pague por algo que puede ver escasas horas después gratis? No lo tengo claro.

Hay mucho movimiento alrededor de los contenidos gratuítos o de pago y el video online no podía quedar fuera de este debate. Hay posiciones enfrentadas y el modelo definitivo no está del todo claro. La decisión de hulu puede servir, al menos, para saber cuál de los dos caminos es el más adecuado.

Empresa y vídeo online

¿Cuántos anuncios soporta la audiencia?

cbsHulu

Este mes de agosto, el Business week se hacía esta pregunta; ¿Cuántos anuncios van a tener que ver los espectadores de televisiones online? Frente a ello, explica las estrategias que se han planteado dos de los webtv más importantes de Estados Unidos y, por ende, del mundo; CBS y Hulu.

Por su lado, la estrategia de la CBS, según su director de investigación, David F. Poltrack, siempre ha sido colocar el máximo de anuncios posibles por hora para maximizar los beneficios. Hasta ahora, han experimentado con público en vivo para ver cómo respondían frente al contenido en función del número de anuncios que se insertaban.

Ahora ese trabajo ha de ser llevado a internet. Para ello, están trabajando con una tecnología que analiza el movimiento de los ojos para así, saber en qué momento el espectador aparta la mirada de la pantalla. En el fondo, es el modelo clásico cambiando las tecnologías que se utilizan para realizar el test. ¿Con cuántos anuncios perdemos la atención del espectador?

Hulu, en cambio, ha cambiado el modelo. Ofrece a los usuarios de su portal webtv la posibilidad de ver un anuncio de unos 2 minutos antes de empezar a ver el contenido o anuncios intercalados en medio. Pero para hacer el seguimiento de lo que quieren los usuarios está aprovechando la propia red. Gracias a twitter y al buscador que hace poco implementó el servicio web, los ejecutivos de Hulu saben, a tiempo real, la experiencia de los usuarios.

La estrategia de Hulu tiene un handicap; limita mucho el espacio para publicidad, lo que hace necesario cobrar más por cada segundo. ¿Estará dispuesto a asumir ese sobrecoste el anunciante? Para saber eso, la pregunta correcta es; ¿aumenta la retención del espectador la reducción drástica de anunciantes? ¿Y el hecho de verlos vía webtv en vez de en la televisión tradicional?

Responder a la pregunta es difícil. Rachel Mueller-Lust, la vicepresidenta ejecutiva de Nielsen IAG, cree que la respuesta es sí; según sus estudios, un 31% de la gente recuerda mejor un anuncio visto en la red que en televisión. Si me preguntan a mi tengo serias dudas de que eso sea así, al menos, a largo plazo, cuando la gente esté más acostumbrada a ver contenidos por webtv.

De todas maneras, la cuestión final es; ¿cuál de las dos estrategias triunfará? En realidad, no es necesario que ninguna de las dos sea inválida. Puede ser que, a la larga, sea tan viable colocar muchos anuncios a bajo precio con el objetivo de vender volumen, como colocar pocos anuncios a un precio elevado, pero incrementando también su memorabilidad.

En definitiva, Hulu y CBS han tomado caminos diferentes en busca del mismo objetivo; la viabilidad. El tiempo nos dará la respuesta.

Empresa y vídeo online

Para acabar con la piratería

piratas

El debate de acabar con la piratería empieza a sonar a gastado, pero parece que los creadores de contenido prefieren protestar por lo injusta que es la vida. Bueno, eso es lo que hacen en público, porque estoy convencido que en privado deben estar moviendo ficha, aunque sea lentamente. Pero, por si acaso, vamos a repetir otra vez la solución.

El sector tiene un problema; ellos crean un producto que otros distribuyen de forma gratuita por la red. Y entonces el negocio muere. Frente a eso, sólo son capaces de hacer dos cosas; quejarse porque es muy injusto que ellos creen un contenido que es lo que de verdad aporta valor a la red, y otros (las operadoras como telefónica) son las que hacen el negocio con las tarifas de ADSL (algo de razón tienen). Y si no hacen eso, señalan unos supuestos valores añadidos a la sala de cine que muy pocos ven (eso reflejan las audiencias de las salas).

A la gente, en general, le pasas una copia con una imagen pixelada y con un audio con mucho ruído, y les da igual. Luego el discurso de la sala se tiene que acabar. Como alguna vez ha dicho Àlex Gorina, lo más probable es que las salas pasen a ser casi una atracción. Algo parecido a como hoy vamos al Imax. Pero que ni en broma será el lugar donde la gente irá a ver sus ficciones favoritas.

Sólo hay una solución que pare esta sangría. Y cuanto antes lo hagan, mejor para todos. Ofrecer algo que sea mejor que ese “gratuíto” de la red. Si ahora quieres descargarte algo, tienes que tener una cierta previsión (cada vez menos, es cierto). Luego, ofrece inmediatez. Si lo quieres ver, lo ves. Y la manera de ofrecer eso es con streaming. Lo que hace youtube, vamos.

Estoy seguro que, por contenidos muy premium, de mucho interés social (tipo Harry Potter) y en producciones minoritarias pero para sibaritas del cine, la gente estará dispuesta a pagar pequeñas cantidades de dinero, pero creo que en este país no estamos acostumbrados a pagar por los contenidos audiovisuales. Así que me decanto porque la mayoría de los contenidos llevarán publicidad. Eso sí, si la publicidad que llevan es como la que ahora hacen en televisión (creo que son 20 minutos por hora), la gente seguirá descargándose las cosas porque eso es insoportable.

Según en una entrevista publicada en El Pais a Al Lieberman, profesor de marketing de el programa de Entretenimiento, Medios y Tecnología de la Universidad de Nueva York (algo sabrá este tipo, digo yo), y que descubro gracias al blog de Gonzalo Martín, la industria americana ya ha aprendido del error que cometió el sector de la musica. Y no quieren caer en lo mismo con lo audiovisual.

Y, a la vez, en webwire TV, han publicado un artículo en el que hablan de imitar el modelo que ofrecen en la música Spotify, Last.fm, o We7. Y, de hecho, pone como ejemplos de eso el canal de la BBC (iPlayer), la experiencia de Channel 4 con 4oD, y Hulu, que vienen a ofrecer ese servicio. Hollywood también está arrancando su propio proyecto, un servicio de HD para películas.

Yo estoy convencido que es cuestión de tiempo porque parece que cae por propio peso. Cuánto tardarán no en darse cuenta sino en aceptarlo, ya no lo sé.

Empresa y vídeo online

Hulu cambia las reglas en el sector webTV

huluEstas dos últimas semanas han sido moviditas en lo que se refiere al sector de las webTV, y es que Hulu se ha cambiado de un plumazo las reglas del juego en el sector con su decisión de dejar de servir contenidos para tv.com y para Boxee.

Para los que aún no conozcáis Hulu, es la consecuencia de la aceptación por parte de los productores de contenidos para televisión de toda la vida de que internet es el futuro. Desde la creación de youtube, lo único que habían hecho era protestar por la cantidad de contenidos que los telespectadores (ellos no los ven como usuarios) subían sin ellos ver un duro. Pero un buen día, la NBC, productora de series tan conocidas como Heroes, My name is Earl, Medium o Saturday night live, y News Corporation, propietaria de la FOX y, por tanto, de 24, House o Prison Brake, decidieron que ellos también podrían sacar provecho de la red.

En cierta forma, los increíbles resultados que han obtenido dejaron en evidencia el modelo de negocio de youtube, como se publicó en multitud de blogs. La cuestión era que los beneficios operativos de Hulu eran idénticos a los de youtube con un tráfico más de 10 veces inferior.

La estrategia seguida por Hulu era de distribuir por varias vías. En el fondo, ofrecía sus contenidos para que otras webs, como tv.com (propiedad en este caso de la CBS, que produce series como CSI) pudieran servir sus contenidos. Todos ganaban porque tv.com se quedaba con una parte del pastel, y hulu ganaba en audiencia. Pero de repente hulu ha anunciado que dejaba de servirles contenido, dejando a su suerte a tv.com.

¿Motivos? Hulu ha dicho que es una exigencia de los productores de contenido. Pero parece que la cosa podría ser algo más compleja porque, como recuerda Gonzalo Martín, perfectamente podría ser un ataque de celos, ya que Hulu nació con el objetivo de restar fuerza a youtube y la CBS no entró. También se dibuja la posibilidad de que los resultados económicos obtenidos por esa vía no fueran los esperados, como señala malavida.

Sea como fuere, este no es el único movimiento llamativo, ya que la misma semana han anunciado que retiraban sus contenidos de Boxee que, como sabéis, es una box que, conectada a la tv, permite ver contenidos servidos por internet en nuestra televisión. Parece probable que pueda tener mucho que ver con posibles presiones por parte de las distribuidoras por cable, a las que podría no gustarle la idea.

En todo caso, de ser esto verdad, el caso de éxito de Hulu podría pender de un hilo. En el fondo, a las grandes productoras les interesaba compartir el riesgo de lanzar una especie de globo sonda para ver qué resultados podría tener el hacer uso de la red. Pero ahora ya saben que funciona, ya saben que pueden hacer dinero, y hulu sólo tiene los derechos un par de años más. ¿Por qué no ofrecer estos contenidos desde sus propios portales? Así, como dice Gonzalo Martín, la empresa podría adolecer de una dependencia demasiado grande de los creadores de contenido. Desde mi punto de vista, aunque hulu se esté convirtiendo en un cierto estandar, no creo que la gente que sigue Lost no la buscara en otra web en caso de cambiar.

Es cierto que todo esto parece que no nos afecta porque, por desgracia, estos contenidos sólo se pueden ver en USA. Pero esto está a punto de cambiar. El problema es la gestión de derechos tan compleja alrededor del mundo que costará mucho. Pero ya tv.com está planteándose emitir fuera de Estados Unidos como señala webTV wire. Así que, con un poco de suerte, no tardaremos tanto en poder disfrutar de nuestros programas y series favoritas por internet en alta calidad. Vale la pena estar atento.

Empresa y vídeo online

hulu o youtube, esa es la cuestión

Como ya se advertía hace unos días, el debate del webTV, después del artículo del Financial Times, iba a centrarse en la supuesta ventaja que hulu ha conseguido sacar a youtube. Y, durante estos días, se han publicado artículos que enfocaban el problema desde diversos puntos de vista.

Enrique Dans, uno de los grandes gurús de internet y que, por cierto, hizo de perito como él mismo explica en el caso entre youtube y tele 5, cree que youtube ofrece un modelo que comprende mucho mejor lo que es internet, destacando el famoso UGC (User Generated Content, o contenido generado por el usuario). En cambio, Hulu sólo ofrece aquello que ya ofrecían los medias tradicionales. Con la última frase del post, da a entender que él considera que con el tiempo, esa “igualdad” (que no es tal sino que se trata de una victoria de hulu por goleada) acabará por romperse a favor del tubo. Aunque, como dije, espero que a la larga youtube acabará por obtener unas cifras absolutas mejores que las de cualquier otra televisión online, las relativas van a ser ya para siempre para los medios “tradicionales”, que ofrecerán contenido de alta calidad como “lost” o “los simpsons”.

Mientras, Gonzalo Martín, en un artículo muy exahustivo y genial, hace una disección perfecta, y califica la comparación de sonrojante. Simplificando mucho, señala unos aspectos que son claves para entender lo que está pasando;

1/ Youtube y Hulu no son competencia directa, sino complementarios. Uno ofrece las series (y programas…) que todo el mundo quiere ver, y la otra, los videos de nuestros amigos y gente que, “sin ser nadie” demuestran su talento.

2/ Youtube puede ser (y será) una plataforma donde el talento se descubrirá de una forma más democrática que nunca, para que luego la industria, como ha hecho siempre, ponga los presupuestos multimillonarios que servirán a los talentosos para dar el salto.

3/ La credibilidad la tiene la industria convencional. Siempre la ha tenido y seguro que no va a perderla aunque otros soportes acaben por conseguirla. Y eso afecta a la publicidad.

El repaso lo acabo con un artículo de Antonio Ortiz en Error500 que tampoco tiene desperdicio. En síntesis, señala que el CPM (o sea, la facturación por cada 1000 páginas vistas) es incomparable; siempre será más alto en los contenidos de alta calidad que en el volumen enorme de youtube. Y prueba de ello es que la famosa plataforma está buscando desarrollar su modelo de negocio también en esa dirección (y, por qué no, con producciones propias como señala Gonzalo en su blog). Antonio además, señala que 2009 “gracias” a la crisis, podría acelerarse el proceso de paso de un medio a otro por parte de la industria tradicional.

Como ya comenté, mi punto de vista está mucho más cerca de estas dos últimas visiones. Youtube es algo fantástico y estoy seguro que su forma de ofrecer los contenidos acabará (si no lo ha hecho ya) modificando la forma de tratar los propios la industria tradicional. ¿Por qué no pensar en una industria que haga partícipe al espectador en el proceso creativo? ¿Por qué no pensar en la posible viralidad que podría tener que los espectadores recrearan posibles finales a una serie? ¿Alguien cree que si en hulu se creara una serie de “herramientas sociales” no se generaría comunidad en series como lost? ¿Y quién cree que la industria no dará esos pasos? ¿Por qué no iba a hacerlo?

Empresa y vídeo online

hulu, o el modelo alternativo a youtube

Llevo algunos posts dedicados a youtube y a los esfuerzos que está haciendo para monetizar sus videos. Yo creo que están tomando un camino que les llevará al éxito, pero creo que vale la pena también poner en solfa sus debilidades.

La gran dificultad a la que se enfrenta youtube es la diversidad de temáticas de sus vídeos y el poco control sobre estas por ser contenido generado por el usuario. Esfuerzos ha hecho muchos, como el identificador de contenidos con copyright (videoID), que le permite avisar al propietario y facilitarle la monetización (y, de rebote, beneficiarse él), o la reproducción de largos con publicidad pre-roll.

Esas dificultades le pesan al líder, por muy líder que sea y por mucho que necesitemos los demás que las compañías se fien de él para hacer branding. Por eso, otros más pequeños y mejor organizados pueden conseguir resultados en cifras absolutas parecidas con un coste muy inferior.

Es el caso de Hulu, la plataforma de videos donde la FOX y la NBC cuelgan buena parte de su programación (por ahora sólo se puede ver en USA), parece haber encontrado una vía para monetizar sus videos mucho mejor que el repositorio gigante de videos de google. Está claro que series como fringe, family guy, los simpsons, o el mítico programa de humor saturday night live son muy atractivas para los espectadores. Aprovechando ese tirón y aceptando el camino que los espectadores han tomado (ven la tv cuando les da la gana donde les da la gana y gratis), la jugada tenía que ser ganadora sí o sí.

Y tan ganadora que la previsión de beneficios de youtube es de 100 millones de dólares para este año frente a los 70 que ya espera ganar hulu. Pero eso no es lo más fuerte. Lo espectacular es que para 2009, los beneficios de una y otra serán idénticos (alrededor de 180 millones de dólares). Pero para generarlos, youtube requerirá de 80 millones de usuarios únicos mes frente a los ¡sólo 6 millones de hulu! Imaginad qué diferencia habrá en costes estructurales en las dos empresas.

¿Cuál es la diferencia? Sencillamente, que se estima que sólo un 3% de los contenidos del tubo son susceptibles de ser soporte publicitario frente al 100% de hulu.

¿Qué nos depara el futuro? A mi me surgen dos preguntas.

Primero, si las productoras crean sus propios portales donde tienen el 100% del control de la publicidad, ¿aceptarán que sus videos sigan en youtube o utilizarán el videoID para borrarlos? Yo sigo pensando que youtube acabará por aprovechar el tirón que supone ser la página donde, sin pensarlo, entras a buscar un video. Pero ojo, porque algunas costumbres pueden cambiar. Puede que si yo sé que entrando en tal web puedo ver mi serie favorita, para qué pasar por youtube. De hecho, cuando la gente quiere ver una serie piensa antes en un torrent que en youtube.

Segundo, ¿de verdad sólo el 3% de los videos son susceptibles de llevar publicidad? Aquí imagino que el problema es el siguiente. Cuando el señor Honda se plantea poner un anuncio de su nueva moto, la plataforma podría ofrecerle publicidad contextual (incluso relacionada con contenido del video cuando los sistemas de renococimiento de lo que se dice en él funcionen a la perfección). Pero, ¿qué pasa si ese video es el de un accidente y de forma automática aparece su anuncio? ¿De verdad Honda asumirá ese riesgo? ¿O entenderá que quien mira ese video le gustan las motos y lo ve tal y como “disfruta” de los espectaculares videos de caídas de motoGP? No creo que Honda dudara de patrocinar un espacio así en la televisión, pero en internet… Por contra, en hulu sabes con exactitud qué estás patrocinando. Para mi, está dificultad extra a la que se enfrenta youtube es sólo un problema de tiempo.

Me parece claro que hulu está demostrando que otros modelos pueden y van a ser más rentables en términos relativos (ahora parece que hasta en absolutos, pero no creo que siempre sea así), como alguna vez ya había comentado. Pero youtube es la cocacola del webTV. Cuando entras en un bar, no sabes pedir otra cosa. Y eso vale mucho.