Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

Date archives Diciembre 2012

personal

El fenómeno Ciutadans

Albert Rivera

Uno de los fenómenos interesantes que se están produciendo en Catalunya es el increíble crecimiento del partido de Albert Rivera. En apenas 6 años ha conseguido tener una presencia muy relevante en el parlamento catalán. ¿Qué explica su enorme crecimiento y qué necesidad está cubriendo entre los electores?

Ciutadans nace a causa de las dificultades que tiene el PSC en cubrir todo el espectro socialista catalán. Una parte importante de los votantes históricos del PSC (que ya veremos si vuelven), tenían un perfil identitario españolista moderado. En cambio, durante muchos años, el partido estuvo controlado por personas de perfil próximo al catalanismo. Aunque eso cambió con Montilla, que implicó un mayor control del aparato por parte del sector españolista, inevitablemente mantuvo el carácter catalanista.

Un sector de intelectuales creyeron que el PSC no representaba correctamente a aquellos votantes que, en las generales, sentían una gran comodidad votando al PSOE. Organizaron una plataforma que acabó derivando en un partido político, auténtico objetivo fundacional.

La plataforma triunfó por tres motivos. En primer lugar, y el más importante, es porque tenían razón. Una parte del electorado estaba huérfana. Y Ciutadans cubría esa necesidad. En sengudo lugar, porque aunque no tuvieron lógicamente la presencia en los medios que tiene un partido normal, consiguieron apoyos de ciertos medios sin los que hubiera sido imposible la gesta. Y en tercer lugar porque trataron de aprovechar la poca presencia en los medios haciendo un discurso monocorde: los castellanoparlantes estaban maltratados en Catalunya.

Aunque fueron más, las caras visibles de este proyecto fueron 3. Curiosamente, y a pesar de demandar un discurso españolista socialdemócrata, los tres se han significado mucho por hablar sólo de identidad. Y por comunicar a través de medios ¡de derechas!

El más interesante y con un discurso más inteligente de los tres es Francesc de Carreras, prestigioso constitucionalista. Los otros dos me merecen menos respeto ideológico e intelectual. Arcadi Espada escribe (o lo hacía a menudo) en El Mundo con un discurso para nada equiparable al nivel que tienen los de de Carreras. El tercero es Albert Boadella, que desde la fundación de Ciutadans se ha significado por aparecer en medios de ultraderecha, lo que me demuestra que algún tornillo ha perdido por el camino.

Cartel ciutadans

En las elecciones de hace 2 años yo di por hecho que Ciutadans desaparecería del parlamento. Mi intuición era que el apoyo que había recibido de los medios derechistas (básicamente El Mundo e Intereconomía)
no se repetiría porque tenían otro candidato calcado: UPyD. Pero la opción del gran Toni Cantó, artista intelectual donde los haya, no consiguió ningún eco en las urnas. El discurso de Ciutadans continuó siendo el del agravio y triunfó. Supo mantener su espacio y consolidó su posición.

Pero el gran momento de Ciutadans ha llegado con estas elecciones. Su discurso ha añadido una nueva variable, también con una componente demagógica importante: el regeneracionismo democrático. Eso le ha hecho arañar votos de casi todos los partidos: votantes del PSC menos de lo que pudiera parecer. Muchos de CiU descontentos por el giro soberanista y del PP, intuyo que sobre todo por el giro regeneracionista.

En el futuro, es evidente que el papel de Ciutadans será clave. Si nos miramos los números podemos llevarnos algunas sorpresas. Para empezar no están tan lejos del PSC y, sobre todo, el PP (unos 5 puntos y medio). Todo ello sin el desgaste que supondrá governar (en España, en este caso).

Al tener grupo propio podrán densificar su discurso, completándolo con aspectos económicos y sociales que, hasta ahora, no ha podido hacer. Será interesante ver cómo dan el salto al parlamento español en competencia con el mismo espacio electoral de UPyD.