Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

Date archives febrero 2009

internet

Messenger, el botón Enviar y la evolución de la imagen

El domingo, en una comida familiar, Tina, pareja de mi primo Óscar, me descubrió que en la nueva versión de messenger ha desaparecido el botón enviar al lado de la caja de texto donde escribimos.messenger

Me llamó la atención no haberme dado cuenta antes y me pareció un hecho que tenía más relevancia de la que pudiera parecer. ¿Qué hace desaparecer algo tan básico como el botón enviar en un programa que consiste precisamente en eso, enviar bloques de texto? Y si no era necesario, ¿por qué al principio lo pusieron? Jesús Encinar señaló en el último campus de Seedrocket lo importante que era la usabilidad en una web. ¿Cómo puede dejar de ser básico un botón tan core en una aplicación de ese tipo sin que sus usuarios lo encuentren a faltar?

Si esta misma decisión se hubiera tomado al arrancar el messenger hubiera dado bastantes dolores de cabeza a sus usuarios, hasta el punto que está por ver si hubiera triunfado como lo ha hecho. De alguna forma, ese botón nos estaba recordando el uso de la aplicación.

Pero llega un momento en que los usuarios dejan de utilizarlo y todo se reduce a pulsar Enter. Pasamos de ver necesario algún gráfico que nos facilite el proceso, para pasar a algo más abstracto como, simplemente, pulsar Enter.

Llega un momento en el que esa necesidad visual a la que agarrarnos, desaparece. Y, en ese momento, podemos eliminarlo sin sufrir un problema serio de usabilidad. Pero ojo, el botón está. Omitido, pero está. ¿Dónde? Sencillamente, en nosotros. No necesitamos verlo, porque sabemos de su existencia.

Puede parecer una trivialidad, pero no lo es. En imagen esto se produce continuamente. En cine, los saltos de tiempo a los que ahora estamos acostumbrados, o los saltos que hace la cámara de un sitio a otro, o los errores forzados en la continuidad entre planos, estarían muy lejos de resultar comprensibles para un espectador de los años 40. Y nosotros, no sólo los comprendemos sino que ni siquiera nos planteamos su complejidad. Como en la desaparición del botón del messenger.

En el fondo, poco a poco, estamos aprendiendo a necesitar menos referentes visuales a los que agarrarnos. Es justo eso lo que hace posible que comprendamos que el botón está aunque no lo veamos.

personal

Cortometraje, el aroma del café

La vida da muchas vueltas y, como se atribuye a algunos obispos de dudosa moral, “los caminos del señor son inescrutables”. Todo esto viene a que, cuando me metí en esto de la imagen es porque adoraba, y sigo haciéndolo, el cine.

Hace mucho (demasiado) tiempo que no hago ningún corto y ha llegado el momento de utilizar mi (escaso) tiempo libre para realizar una idea en la que estoy trabajando desde hace ya algunos meses junto con un buen amigo, que es un fuera de serie de la fotografía y que he conocido en el XISC, un cineclub del que los dos somos activos (él más que yo) socios.sara-esther

Es una especie de thriller costumbrista, en el que dos hermanas escapan del marido de una de ellas. Durará unos 12 minutos, un tiempo estandar dentro del sector. Para ello cuento con dos jóvenes actrices pero con mucho talento; Sara y Esther.

Los primeros ensayos y encuentros ya se han producido. Esto siempre es una sorpresa. Hasta que no juntas al equipo es difícil intuir si el trabajo conjunto funcionará o no. Y en este caso, las cosas están siendo tremendamente fáciles. Sí amigos, hay química entre las dos protagonistas. Y eso es una gozada.

Ya tenemos fijadas las fechas de rodaje pero, aún así, no me atrevo a decir para cuándo estará terminado.  Lo que sí que prometo es que os tendré informados.

guion y cine

Las pelis de Enero

sean_penn

 He pensado que cada mes comentaré por encima las películas que he visto. Conste que sólo pondré las que haya visto por primera vez. E intentaré hacer alguna recomendación que me haya parecido más interesante. Eso sí, no olvidéis que voy publicando toda la lista en el blog para los que queráis consultarla. Además, añado estrellitas para que os hagáis una idea de lo que me han parecido.

No me puedo quejar del nivel de las que he visto, aunque he de decir que ciertas pelis ya ni me planteo verlas. Por eso aparecerán siempre muy pocas con valoraciones pésimas.

Para la recomendación, escogería Mi nombre es Harvey Milk, con el que me creí literalmente que Sean Penn era un homosexual, cosa que puede parecer fácil, pero es muy complejo. Si no, que se lo digan a Penélope Cruz que, a pesar de estar muy bien en Vicky Cristina Barcelona, no me la creo en su faceta bisexual. Además creo que, a pesar de las críticas a Gus Van Sant por tirarse al terreno de lo comercial, ha hecho un producto más que digno que no tiene nada que envidiar a sus historias minoritarias como Elephant.

Como tapada, aunque se ha hablado bastante de ella, me encantó La Ola, sobre un profesor que para explicar lo que es la autarquía, la recrea en clase hasta que se le escape de las manos. Altamente recomendable por lo interesante de la reflexión y por lo bien que está explicada.

El peñazo esta vez lo comparten 2. Y conste que lo digo con todo el pesar de mi corazón porque son dos buenos intentos acabados en fiasco; el nido vacío y, lo que me sabe aún peor, Ficció protagonizada por mi admiradísimo Eduard Fernández. Qué se le va a hacer…

Por último, en el clásico apuntaría la serie Bourne. Había visto la primera pero no recordaba apenas nada. Las vi casi seguidas. Con sinceridad, me parece que están tremendamente sobrevaloradas.

En total he visto 10 películas, por tanto habría que sumar los siguientes títulos a las ya comentadas; Quemar después de leer y el clásico The french connection, que están bastante bien y la nueva del agente 007, Quantum of Solace, que no pasa de mero entretenimiento casi fallido.

¿Las habéis visto? ¿Qué opináis?

televisión

Por qué no me interesan nada las series sobre el 23 F

miniserie-23f-tve

Tanto TVE  como Antena 3 han preparado una serie sobre las vivencias del 23-F y el rey, y sobre todo aquello que pasó en algunas de las horas más fatídicas, si no las que más, de nuestra corta democracia.

En los dos casos se trata de miniseries que utilizan los resortes de la ficción para relatarnos algo que ya hemos consumido como espectadores desde multitud de puntos de vista.

A mi me parece fantástico que se haga memoria sobre esos episodios dolorosos de nuestra historia. Por qué digo entonces que no me interesa nada estos seriales.

La razón es simple. Las miniseries tienen un tratamiento de ficción, al menos hasta donde yo sé. Y en la ficción el conflicto es fundamental, que es evidente que existe en este caso. Pero los conflictos que a mi más me interesan son los que se generan entre el protagonista y su entorno y con él mismo. Lo demás, tienen a ser películas de buenos y malos al más puro estilo Seagal.

A mi me motivaría ver a un rey que duda si secundar o no el golpe, que dudara del propio sistema que estaba promoviendo, que temiera por su vida y, en algún momento, prefiriera protegerla antes que a la nueva monarquía parlamentaria.

No tengo ni idea de si todo eso se produjo o no. Incluso es posible que su integridad fuera tan robusta que las dudas no le asaltaran ni un segundo. Lo que es seguro es que, con la importancia que tiene su figura, nadie se atrevería siquiera a plantearlo. Y eso lo convierte en un personaje muy válido para la historia de España pero muy pobre para el argumento de un drama.

Ejemplos los hay. El último que recuerdo es Salvador, sobre Puigantich. Un personaje interesante para un documental, como el rey, pero pobre para una ficción por lo intocable de su integridad.

Así las cosas, cuando emitan sendas miniseries, probablemente estaré viendo cualquier otra cosa más provechosa. Si la TV me lo permite, por supuesto.

ACTUALIZACIÓN: Ayer pude ver los primeros minutos de la versión de Antena 3 y he de decir que me equivocaba en lo del punto de vista. En realidad, no basa su visión en el rey, como sí hará la versión de TVE. De todas formas, la crítica que va implicita en el post respecto a la historia simplona sigue en pie. En 2 minutos que aguanté, ya pude ver una sobreinterpretación lamentable de un militar con cara de malo malísimo y un actor al que se le iba el texto. Da una idea de cómo se las prisas con las que se ha producido. Lamentable…

guion y cine

Camino triunfa en los Goya 2009

camino

Esta noche se ha celebrado la ceremonia de los Goya y la gran triunfadora ha sido Camino de Javier Fesser llevándose película, dirección, guión, actriz, actor de reparto, actriz revelación. Es decir, casi todos los importantes, relegando a los girasoles ciegos a 1 sólo Goya por el guión de Azcona. A la lista de triunfadores sólo añadiría el truco del manco que, sin comerlo ni beberlo, ha ganado dos premios de una cierta relevancia (Juan Manuel Montilla por actor revelación) y dirección novel a Santiago Zonnou.

El reverso se lo llevan los crímenes de Oxford de Álex de la Iglesia y, sobre todo a los girasoles ciegos, de la que se esperaba que se llevara buena parte de los premios.

Hay que reconocer que la gala ha sido muy entretenida gracias a una Carmen Machi espectacular. Su guion transpiraba irreverencia, actitud que se ha dejado ver también en otros aspectos de la ceremonia. El más destacado, el goya honorífico a Jesús Franco, un director de cine con mucho gore y sexo en su haber, activista antifranquista.

Por lo que se refiere a los premios en si, da una idea de cómo está el cine español cuando la gran ganadora es un panfleto facilón como Camino. Y lo digo con independencia de lo que uno opine respecto al Opus Dei. El problema, desde el punto de vista narrativo, no es que sea un panfleto (Eisenstein y Riefenstahl hicieron grandes panfletos, el primero comunistas y la segunda nazis). El problema es que sea facilón. Es echar azucar a una historia para tratar de ser sensiblero y, además, venderlo como un análisis serio de lo que una organización es. Y todo ello contando utilizando la muerte de una niña real, Alexia, para defender su alegato. Cuidado, en eso el Opus tampoco está libre de culpa, pero ese no es el debate.

goyaTodo ello me lleva a la conclusión de que, en el mundo del cine, también existe un mainstream, una forma de pensar políticamente correcta, donde está guay decir que eres anti ciertas cosas. Donde algunos directores están descabalgados desde hace años por tener ideas no afines al común de los miembros de la academia. No creo que haga falta citar nombres.

De hecho, da la sensación de que premios como el mejor guion adaptado se lo han dado a los girasoles ciegos, porque lo escribió el mítico Azcona. O el premio al mejor actor revelación a Juan Manuel Montilla por sus limitaciones físicas. O la actriz revelación a Nerea Camacho porque tener a un niño/a en la lista de revelaciones y no dárselo es como que no cuadraría.

Añadiría a todo ello si alguien se puede creer que películas que han participado (porque estaban nominadas), como Vicki Cristina Barcelona o Che, el argentino, son peores que la mayoría de los films, ya no premiados sino nominados. ¿Alguien cree que hay un sólo director en este país con la mitad del talento de Woody Allen? ¿O de Steven Soderbergh? Es ridículo, además de provinciano por nuestra parte, apartarlas de los premios importantes cuando parte del capital económico y del talento forman parte de nuestro país.carmen-machi

Por cierto, uno de los momentos curiosos de la noche es que, que yo sepa por primera vez, se ha censurado uno de los agradecimientos, imagino por ser insultante para alguien. A mi me parece terrible y veo muy probable que acabe generando un tenso debate, incluso parlamentario, en los próximos días. Desconozco lo que ha dicho, pero no deja de resultar paradógico que nos burláramos tanto de USA cuando lo hicieron allí. Y eso que aquí ahora no tenemos la excusa del PP como gobernante, como en la mítica entrega del no a la guerra. ¿Qué hubieramos dicho si entonces, en realización, hubieran usado la tijera como hoy? ¿Qué diremos cuando tenemos un gobierno supuestamente progresista y tolerante? Estoy seguro de que no eran críticas contra el gobierno porque no hubiera sido nada inteligente cortarlas. Pero todo y así, da mucho qué pensar.

Por lo que respecta al público, me quedo con 3 momentos. El primero ha sido cuando el padre de Santiago Zannou se ha dado cuenta de que las cámaras lo enfocaban y ha saludado. Estaban entregando el premio a su hijo y él hablaba de lo mucho que había luchado su padre desde que llegó de África. El segundo, es una pequeñez, pero la he visto tan auténtica, que me ha llamado la atención. Las cámaras han cazado, casi sin querer, un beso entre Verónica Echegui y su novio de lo más dulce. Y qué queréis que os diga, me ha tocado la fibra. Y, por último, cuando Penélope al recibir el premio, ha destacado el trabajo de Goya Toledo, que también aspiraba a ganar el mismo premio, y esta se ha emocionado.

Os paso el palmarés de los premios más importantes;

Mejor película: Camino, de Javier Fesser

Mejor director: Javier Fesser por Camino

Mejor Actor: Benicio del Toro por Che, el argentino

Actriz protagonista: Carmen Elías por Camino

Actor de reparto: Jordi Dauder por Camino

Actriz de reparto: Penélope Cruz por Vicky, Cristina, Barcelona

Actor revelación: Juan M. Montilla, El Langui por El truco del manco

Actriz revelación: Nerea Camacho por Camino

Dirección novel: Santiago A. Zannou por El truco del manco

Guión original: Javier Fesser por Camino

Guión adaptado: Rafael Azcona, José Luis Cuerda por Los girasoles ciegos

televisión

Lost y la teoría de las mistery boxes

lost

Nunca he sido nunca demasiado amigo de las series de televisión. Mientras algunos de mis amigos y conocidos disfrutaban con series como Friends, CSI o Expediente X, a mi me parecían insoportables, cuando no infantiles y estúpidas. Eso por no hablar de las españolas como Aída, hospital central

La cosa es que me recomendaron tanto ver Lost que, al final, lo probé. Y se convirtió en una de las experiencias más increíbles que he tenido nunca viendo una serie.

29_lost_lgLost basa su estilo narrativo en una teoría de su creador, J.J. Abrams que él llama la teoría de las mistery boxes o cajas misteriosas. Para él, el secreto radica en ofrecer al espectador una caja misteriosa al espectador, sin darle información de lo que hay dentro. Y, cuando la abras y le descubras el contenido, dentro tiene que haber otra caja misteriosa con otra pregunta nueva.

Esta propuesta en la forma de presentar la información al espectador la vehicula a través del tiempo. Son los saltos hacia adelante y hacia detrás los que sustentan esas preguntas sorpresa.

Es una nueva forma de tratar la elipsis, artificio que consiste en explicar las causas y los efectos de un hecho sin mostrar el hecho en si (técnica muy típica en la comedia). Así, te muestran a unos personajes antes de enfrentarse a un reto que, con tu experiencia como espectador, intuyes acabarán de una forma en concreto. Después te situan a los personajes mucho tiempo después sufriendo las consecuencias de aquella situación que aún no has podido ver. Y resulta que jamás hubieras esperado ese final. Así, la pregunta pasa de ser; ¿cómo acabarán? a ¿cómo han llegado a esa situación?. Y cuando resuelven ese espacio intermedio ofrecen una nueva pregunta de similares características.jack-kate

Pero no es sólo eso porque Abrams le ha dado una vuelta de tuerca más. En algunos momentos no sabes bien si estás en el pasado o en el futuro. E incluso a veces piensas estar en un tiempo concreto para luego descubrir que estás en el contrario.

Lost brilla enalborando la bandera de lo que parece que será la post-postmodernidad, con su transnacionalidad (en los personajes de todo el mundo), su tratamiento del tiempo y su nueva forma de entender el discurso narrativo. Y ya no es difícil apostar por que pasará a la historia como una de las mejores tramas de la televisión.