Alberto Lacasa

Reflexiones sobre televisión y cine

Date archives diciembre 2007

internet

Las necesidades del inversor

El martes de la semana pasada asistí al último evento de First Tuesday en Barcelona. Para los que no sepáis de que se trata, son unas jornadas que se hacen una vez al mes y que pretenden generar sinergias entre emprendedores (los buscan dinero), business angels, venture capitals y capital riesgo (los que lo ponen).

En el que se ha celebrado este mes, los organizadores, Amaia Helguera y Carlos Blanco, invitaron a Luis Martín Cabiedes, uno de los business angel más importantes. Nos explicó qué buscaba él en un emprendedor. Y se extrajeron unas conclusiones intersantes;

1. El secreto para el emprendedor está en convencer en el primer minuto de explicación de su proyecto.

2. No te conviertas en un emprendedor-gollum; Comparte tu idea para hacerla mejor con las aportaciones de los demás. Si es realmente buena, seguro que no has sido el único que has pensado en ella.

3. Lucas Carné aprovechó su interesante experiencia en privalia acentuando la importancia del know how que puede aportar el business angel a la estrategia financiera del futuro proyecto.

guion y cine

REC

Youtube está revolucionando nuestra forma de ver las imágenes. No creo que nadie pueda discutir eso. Años atrás, hubiera sido imposible que diarios de tirada nacional hubieran puesto en sus portadas fotografías tan pixeladas. Y de eso tiene una gran “culpa” internet. Entrecomillo la palabra porque no sé hasta qué punto se trata de una banalización de la imagen, o un aumento de nuestra capacidad de abstracción visual.
“REC”, junto con la ya citada “Redacted”, es hija de esa trivialidad de la imagen, más fragmetada y menos académica. La historia no escapa a la típica trama de zoombies. Un cámara y una periodista, haciendo un seguimiento de un equipo de bomberos, se ven encerrados en un edificio donde unos humanos ensangrentados y rabiosos les atacan sin saber muy bien por qué.
La estructura es la clásica de un film de estas características, con los tempos que acostumbran a tener, con las dosis de humor y con las clásicas persecuciones entre humanos y zoombies con el añadido vampírico de la contaminación sutil en sus presas.
¿Qué es entonces lo que hace diferente este film? Precisamente es su rechazo a mostrarse como tal. Desde una supuesta telerrealidad, parodia a la televisión, la cual también se jacta de realista. Creo que Plaza y Balagueró se aprovechan de la credibilidad de este género televisivo para transmitir un mensaje que va más allá del reality.
Uno de los retos de un film como este es el ritmo. Las escenas, necesariamente, se han de mostrar en tiempo real, así que el tiempo cinematográfico no es alterable. Por tanto, el único recurso temporal del que disponen es la elipsis. Es, para mí, uno de los grandes aciertos. A lo largo del metraje, hay una clara evolución hacia el tiempo real. Empieza con una narración muy fragmentada y acaba en planos secuencia extensísimos.
Otro reto es el de producir todo el desarrollo en casi una sola localización. No es fácil y, en cambio, hay una gran solvencia a la hora de repartir la información del guión y en el ritmo interno del propio discurso.
Cuando Filmax apostó por crear la ya quebrada Fastastic Factory, fichó a directores muy reconocidos del mercado del terror internacional como Brian Yuzna (con films gore como “El dentista”), o Jack Sholder (“reanimator”). Fue, en cambio, el casi desconocido Jaume Balagueró con “Darkness” el único que fue capaz de dotar de estilo a las series B que esta producía. Sus posteriores películas han mantenido el nivel de manera notable. Así, se está convirtiendo en una de las pocas garantías de solvencia de nuestro cine.
internet

Adlemons

Este fin de semana he tenido la oportunidad de participar en el primer iWeekend en el Citilab de Cornellà, una experiencia pionera en toda España.

El objetivo era escoger una idea de las que trajeran los participantes, y desarrollarla hasta constituir una empresa en un solo fin de semana.

Creo que todos los que hemos participado, hemos sacado aspectos muy reconfortantes de toda esta actividad. Es cierto que nos marchamos con un pequeño porcentaje en Adlemons, una empresa de publicidad por internet a la que se le presenta un gran futuro. Pero eso casi es lo de menos. También hemos aprendido muchísimo de un montón de gente que tenían mucho a aportar. Y algo más importante. La calidad humana, no siempre fácil de encontrar cuando hablamos de números, ha creado un ambiente de trabajo envidiable para cualquier empresa. Dudo que se haya ido alguien de allí sin la sensación de haber conocido a gente con la que tomar unas cañas un sábado por la noche.

La actividad ha tenido muchos altavoces. A esta hora (8 de la tarde del lunes) , iWeekend tiene 35300 entradas, Adlemons 51 (¡en sólo 24 horas!). Algunos de los blogs más influyentes, como Loogic o el blog de Jesús Monleón, han hablado de nuestro proyecto.

¿Qué futuro le espera? Estamos convencidos de que será brillante. Pero el nuestro, seguro que no será el mismo después de los conocimientos y contactos que hemos creado.